Justicia francesa ve fallos en falta de acopio de mascarillas suficientes antes de pandemia

La justicia francesa estimó este martes que el Estado cometió una falta antes de la pandemia de coronavirus, al no asegurarse una reserva suficiente de mascarillas, pero rechazó considerarlo responsable de los contagios.

"El Estado cometió una falta al abstenerse de constituir una reserva suficiente de mascarillas que permitiese luchar contra una pandemia", declaró el tribunal administrativo de París en una decisión hecha pública este martes.

El tribunal consideró además que las autoridades erraron al hacer "declaraciones que pueden haber tenido como efecto disuadir a la población de usar mascarillas", en los primeros meses de la pandemia, a principios de 2020.

El gobierno privilegió entonces la idea de reservar los tapabocas para el personal médico, directamente expuesto a las enfermedades, en un contexto de falta de unidades. Esto sembró confusión sobre la eficacia de su uso.

Con una reserva estatal de casi 100 millones de unidades, la segunda economía de la Unión Europea (UE) se encontró rápidamente necesitada y dejó en ocasiones desamparados a los trabajadores más expuestos al virus.

Después de considerarse innecesaria para el gran público, la mascarilla se declaró obligatoria finalmente en los lugares cerrados en julio de 2020 antes de generalizarse en todos los lados semanas después.

Unas 30 personas llevaron al Estado ante la justicia al considerar que esto contribuyó directamente a que se contagiaran. Aunque reconoce errores, la justicia descartó cualquier vínculo directo con sus casos.

El tribunal destaca así la naturaleza "aleatoria" de la transmisión del virus, que la mascarilla no protege al 100% del contagio y que las autoridades adoptaron entonces otras medidas para evitarlos como la distancia física.

Este no se trata del único expediente judicial abierto en Francia sobre la gestión de la crisis de covid-19 por el gobierno. La Corte de Justicia de la República (CJR) abrió en 2020 una investigación al respecto.

En septiembre de 2021, la fiscalía acusó la exministra de Salud Agnès Buzyn de "poner en peligro la vida de otras personas", en la primera inculpación de un responsable político por la gestión de la pandemia en Francia.

jdy-tjc/mb