Noruega, llena de "pena" cuando debía celebrar el amor, dice primer ministro

Copenhague, 25 jun. El primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre, señaló que todo el país está lleno de "pena" por el tiroteo registrado esta madrugada en varios puntos del centro de Oslo, entre ellos un pub frecuentado por la comunidad homosexual, que la policía investiga como un acto de "terrorismo islamista extremista".

"Este día debíamos celebrar el amor y llenar las calles con los colores del arco iris, pero estamos llenos de pena. De nuevo Noruega ha sido afectada por un brutal ataque contra gente inocente", dijo en rueda de prensa Gahr Støre.

En el atentado murieron dos personas y veintiuna resultaron heridas, diez de ellas de gravedad y, por recomendación de las autoridades, la organización del Oslo Pride ha suspendido todos los actos que debían celebrarse hoy en la capital noruega.

El atacante, arrestado cerca de la escena de los tiroteos, es un ciudadano de 42 años de nacionalidad noruega y de origen iraní, al que el PST tenía bajo su radar desde 2015 por peligro de radicalización, aunque no se consideró que pudiera tener intenciones violentas.

La policía trata de averiguar su grado de motivación ideológica y su vinculación con redes extremistas, a la vez que está al tanto de que ha tenido problemas mentales en el pasado.

"No sabemos qué llevó al agresor a disparar contra gente inocente, por qué eligió ese sitio y esa noche. Pero sabemos que pertenece a un ambiente radical y que mató, hirió y provocó el miedo. Y aunque no sabemos si su objetivo era la comunidad homosexual, esta fue la víctima", dijo el primer ministro.

La ministra de Justicia, Emilie Enger Mehl, resaltó que aunque la investigación apunta a un acto terrorista, el motivo aún no está claro y se manejan varias hipótesis, a la vez que agradeció la ayuda de varios ciudadanos que ayudaron a detener al agresor.

"Íbamos a ir al desfile, a celebrar el amor por primera vez en tres años, lo necesitábamos, lo merecíamos. Esta noche a mis amigos les dispararon y personas inocentes murieron", dijo la ministra de Cultura, Anette Trettebergstuen, para quien el arco iris ha sido "teñido de negro".

Las autoridades han elevado de tres a cinco (el máximo) el nivel de alerta terrorista ante el peligro de que los actos pudiesen inspirar a otras personas, aunque el PST no tiene ninguna indicación de que se hayan planeado más ataques, y han emitido una orden temporal para que la policía de todo el país vaya armada.

Al detenido, identificado por medios noruegos como Zaniar Matapor y que está siendo interrogado, se le requisaron dos armas, una de ellas automática, y se han presentado contra él cargos por homicidio, intento de homicidio y acto terrorista.