Confiscan en Italia 4,3 toneladas de cocaína colombiana

MILÁN (AP) — Agentes italianos decomisaron el martes 4,3 toneladas de cocaína con un valor en las calles de casi 250 millones de euros en la ciudad portuaria de Trieste, en el noreste del país, asestando un duro golpe al poderoso grupo cártel colombiano Clan del Golfo, en una de las mayores confiscaciones de drogas en la historia de Europa.

Se ejecutaron órdenes de arresto para 38 personas sospechosas de narcotráfico en Italia, Eslovenia, Croacia, Bulgaria, Holanda y Colombia. La operación fue realizada por la policía financiera italiana y coordinada por investigadores antimafia, luego de una pesquisa de un año en la que participó también el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

La operación clandestina “dio otro fuerte golpe a uno de los grupos más importantes de narcos colombianos”, dijeron investigadores antimafia en una declaración.

El mes pasado, el presunto jefe del Clan del Golfo fue extraditado de Colombia a Estados Unidos. Dairo Antonio Úsuga David, conocido como Otoniel, enfrenta imputaciones en tres cortes federales estadounidenses.

El presidente colombiano Iván Duque, al tiempo de la extradición, comparó a Otoniel con Pablo Escobar, el difunto jefe del cartel de Medellín, llamándolo el narcotraficante más peligroso del mundo. El excaudillo rural evadió la captura durante más de una década corrompiendo a funcionarios estatales y aliándose a combatientes de la derecha y la izquierda.

Las autoridades italianas estiman que grupos criminales pagaron 96 millones de euros (102 millones de dólares) por la cocaína, que habría valido 240 millones de euros en el mercado italiano. Agentes encubiertos italianos infiltraron la cadena de tráfico, que operaba en las regiones norteñas de Véneto y Lombardía, la región central de Lacio, que incluye Roma, y la región sureña de Calabria.

Durante la investigación, los agentes encubiertos participaron en 19 “entregas controladas” que llevaron a la identificación de importantes traficantes, tanto a nivel intermediario como internacional.

Aparte de las drogas, los agentes confiscaron 1,8 millones de euros en efectivo, además de vehículos usados para traficar, incluyendo un camión remolque.