Valeria Bruni-Tedeschi rinde homenaje en Cannes al teatro francés con "Les Amandiers"

La actriz y directora francoitaliana Valeria Bruni-Tedeschi rindió homenaje este domingo al teatro francés y al director y autor Patrice Chéreau, que marcó un hito a partir de los años 1980 en su escuela de "Les Amandiers".

La película de Bruni-Tedeschi, una de las cinco mujeres que compite este año por la Palma de Oro, es también un homenaje a la generación de artistas de los años 1980, jóvenes llenos de sueños bajo una doble espada de Damocles: la droga y el sida.

Para esta película nostálgica y parisina, Bruni Tedeschi apeló a una camada de actores jovencísimos, como Nadia Tereszkiewicz, Sofiane Bennacer, Vassili Schneider u Oscar Lesage, y a Louis Garrel en el papel de Patrice Chéreau.

Las aventuras y desventuras de doce alumnos de la escuela, que deben montar una obra de teatro bajo las órdenes de Chéreau, recuerdan a la película "Fama" de Alan Parker (1980), sobre una escuela de arte dramático de Nueva York, aunque sin números musicales.

Y de hecho, una parte de "Les Amandiers" transcurre en el famoso Actors Studio de Nueva York, donde arranca el romance tormentoso entre Alice y Victor, dos de los alumnos.

"Les Amandiers" es una leyenda en el teatro francés porque por allí pasaron la propia Bruni-Tedeschi, Agnès Jaoui y Vincent Perez, entre otras estrellas.

"Fue una experiencia única, hubo una generación Amandiers" explicó a la AFP el actor Marc Citti, que formó parte de la última promoción de la escuela, la de 1986-1987.

Miles de jóvenes acudían a la escuela y teatro en las afueras de París embrujados por el prestigio de Chéreau, un director sin método preconcebido, y autor, por otro lado, de películas como "La reina Margot".

En 1987, Chéreau presentó en Cannes "Hôtel de France", una adaptación filmada de "Platonov" de Antón Chéjov, la obra de teatro en la que se basa la película de Bruni-Tedeschi... con la propia actriz.

jz-ram/es/jvb