El protocolo norirlandés, manzana de la discordia entre el Reino Unido y la UE

El "protocolo norirlandés", motivo de nuevas tensiones entre la Unión Europea (UE) y el gobierno británico, que quiere modificarlo unilateralmente, fue creado para evitar la reaparición de controles fronterizos en la isla de Irlanda tras el Brexit.

Aún no ha sido implementado en su totalidad, pero ya se lo acusa de crear escasez de ciertos productos británicos en la región y de poner en peligro el lugar de Irlanda del Norte en el seno del Reino Unido, lo que llevó al partido unionista DUP a bloquear las instituciones regionales en protesta.

- ¿Qué es el "protocolo de Irlanda del Norte"? -

Es un tratado internacional firmado por Londres y Bruselas en el contexto del Brexit para dar respuesta a la delicada cuestión de la frontera entre Irlanda del Norte, región del Reino Unido, y la República de Irlanda, país miembro de la UE.

Fue diseñado para cumplir un doble objetivo: proteger la integridad del mercado único europeo y evitar la reaparición de una frontera terrestre que amenazase la frágil paz impuesta por el acuerdo del Viernes Santo de 1998.

Irlanda del Norte se vio sacudida por tres décadas de sangriento conflicto entre unionistas, principalmente protestantes, apegados al mantenimiento de la región dentro del Reino Unido, y republicanos, mayoritariamente católicos, partidarios de la reunificación con la República de Irlanda. El conflicto causó más de 3.500 muertos.

- ¿Cuál es su función? -

En lugar de realizar controles aduaneros de productos en la frontera terrestre entre el Reino Unido y la UE, a riesgo de reavivar las tensiones, el protocolo prevé que los bienes procedentes de la isla de Gran Bretaña se controlen a su llegada a Irlanda del Norte.

Mantiene así de hecho a Irlanda del Norte en las reglas del mercado común y la unión aduanera europea.

- ¿Qué dificultades plantea? -

Londres acusa al protocolo de causar dificultades de abastecimiento en Irlanda del Norte y lo presenta como una amenaza al acuerdo de paz del Viernes Santo, especialmente tras los episodios de violencia que estallaron en abril de 2021 en Belfast por el descontento de los unionistas y que dejando 88 heridos en filas policiales.

Algunas empresas denuncian los nuevos trámites administrativos, mientra otras están felices de mantener el acceso al gigantesco mercado europeo.

Sin embargo, no se ha implementado todavía por completo, ya que se introdujeron y extendieron períodos de gracia en los controles para productos como la carne no congelada o los medicamentos.

Su aplicación completa augura un agravamiento de las dificultades.

Los unionistas denuncian el protocolo de Irlanda del Norte como una amenaza para el lugar de la región dentro del Reino Unido. Sobre todo tras las elecciones locales del 5 de mayo, que dieron una histórica victoria al partido republicano Sinn Fein, partidario de la reunificación de la isla.

Londres, que quiere renegociar el texto en profundidad y acusa a la UE de falta de flexibilidad, decidió impulsar una legislación para modificar de manera unilateral sus disposiciones aduaneras.

La UE califica a esa iniciativa de "ilegal" y lanzó procedimientos de infracción, aunque se declara abierta a discusiones sobre la aplicación de un tratado firmado por ambas partes y que se impone al nivel del derecho internacional.

bur-acc/mb/mar/zm