Reino Unido acusa a Rusia de "querer instalar un dirigente prorruso" en Ucrania (Cancillería)

Reino Unido afirmó este sábado que posee informaciones fidedignas sobre maniobras de Rusia para "instalar un dirigente prorruso en Kiev", en momentos en que crecen los temores de que Moscú lance una invasión de Ucrania.

Según un comunicado del Foreign Office, los servicios de inteligencia rusos mantuvieron contactos con varios políticos ucranianos y "el exdiputado Yevhen Murayev es considerado como un dirigente potencial" de esta exrepública soviética, "aunque no el único".

La secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, citada en el comunicado, afirma que el informe revela "la magnitud de la actividad rusa destinada a desestabilizar Ucrania".

Truss insta a Rusia a iniciar una "desescalada" y a "poner fin a sus campañas de agresión y desinformación, prosiguiendo el camino de la diplomacia".

Estas acusaciones se publican al día siguiente de que los jefes de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, y estadounidense, Antony Blinken, se reunieran en Ginebra para tratar de rebajar las tensiones en la frontera ruso-ucraniana y acordaran proseguir sus conversaciones "francas" la próxima semana.

Los países occidentales acusan a Rusia de desplegar tanques, artillería y unos 100.000 soldados en la frontera con Ucrania para preparar un ataque.

El Kremlin niega cualquier intención bélica, pero condiciona la desescalada a tratados que garanticen la no expansión de la OTAN, en particular a Ucrania, así como la retirada de la Alianza Atlántica del este de Europa.

Algo que los occidentales consideran inaceptable.

jwp/jj/sag