El magnate Jimmy Lai, condenado por la vigilia de Tiananmen en Hong Kong

Jimmy Lai, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JEROME FAVRE
Jimmy Lai, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JEROME FAVRE

Pekín, 9 dic (EFE).- El empresario Jimmy Lai, fundador del desaparecido diario opositor 'Apple Daily', fue declarado culpable hoy en Hong Kong de incitar a participar en una vigilia no autorizada para rememorar la matanza de Tiananmen tras un proceso en el que fueron también condenados otros políticos y activistas.
El tribunal hongkonés estipuló hoy que Lai, que se encuentra en prisión desde hace varios meses por organizar otras protestas o participar en ellas, incitó a otras personas a participar en la vigilia que cada año se celebraba en Hong Kong en recuerdo de las víctimas y que en 2020 fue por primera vez prohibida por la Policía.
El cuerpo consideró entonces que celebrarla iba en contra de las medidas de prevención contra la covid, aunque miles de personas desafiaron la orden.
Además de Lai, también fueron hoy condenados la experiodista Gwyneth Ho y la abogada Chow Hang-tung por "incitar a participar en una reunión no autorizada" y por "formar parte conscientemente en una reunión no autorizada", respectivamente.
El tribunal, recoge la prensa local, anunciará el próximo 13 de diciembre la pena que impondrá a los tres condenados.
Anteriormente, otros 16 políticos y activistas fueron también sentenciados a entre seis y diez meses de cárcel por su papel en la vigilia del año pasado, que en 2021 tampoco se celebró.
Lai, Ho y Chow fueron los únicos que se habían declarado "no culpables" y de ahí que fueran a juicio.
Entre los ya condenados figuran activistas como Joshua Wong, uno de los rostros más conocidos de las protestas que azotaron Hong Kong en 2019 para pedir mecanismos más democráticos para la ciudad.
Otros opositores, como el exlegislador Nathan Law o el activista Ray Wong, decidieron exiliarse -en Reino Unido y Alemania, respectivamente- por el temor a ser enjuiciados.
Asimismo, solo entre enero y septiembre de este año medio centenar de organizaciones hongkonesas decidieron disolverse para minimizar los riesgos para sus miembros de ser acusados de alguno de los supuestos de la polémica Ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín, la cual entró en vigor el 30 de junio de 2020 y que pena hasta con cadena perpetua la "secesión" o la "confabulación con fuerzas extranjeras".
El propio Lai está imputado bajo esta ley por dos tramas que habrían tratado de que se impusieran sanciones internacionales contra las autoridades locales, según el rotativo hongkonés South China Morning Post.
Por otra parte, la ciudad celebrará el próximo 19 de diciembre elecciones al Consejo Legislativo bajo una nueva legislación electoral, impulsada igualmente por Pekín, que restringe aún más el ya de por sí limitado sistema de sufragio hasta ahora imperante, de manera que se minimizan las opciones de acceder al poder de sectores no simpatizantes con las directrices del Gobierno chino.