Italia impone nuevas restricciones a los no vacunados contra el coronavirus

Las personas que no se han vacunado contra el coronavirus en Italia no podrán ir a cine, teatro, conciertos o eventos deportivos importantes, según las nuevas medidas restrictivas que entraron en vigor a partir de este lunes para frenar los contagios en Navidad.

La península, al igual que sus vecinos europeos, afronta un repunte de los contagios por coronavirus por lo que ha adoptado un nuevo paquete de medidas.

La única excepción a la regla es para las personas que han superado recientemente el covid-19, las cuales también tienen acceso al llamado "súper pasaporte sanitario" que se otorga a los vacunados.

Sin embargo, existe un "pasaporte sanitario básico", que se obtiene con una prueba negativa, suficiente para acceder al lugar de trabajo.

El pasaporte sanitario básico era requerido para viajar en avión o en los trenes de larga distancia, pero ahora también será requerido para el transporte local (autobús, metro y trenes regionales).

Los controles comenzaron este lunes por la mañana en las estaciones de todo el país y el domingo fueron descargados una cifra récord de 1,3 millones de pasaportes sanitarios.

En Roma, cerca a la céntrica Plaza del Pueblo, un señor de unos cincuenta años, sin el documento, fue multado con 400 euros (450 dólares) al bajar del autobús, según constató el diario Il Corriere della Sera.

"No tengo el certificado porque aún no me he vacunado, aunque lo quiero hacer en los próximos días", contó.

Este fin de semana, entró en vigor en Roma el uso obligatorio de la mascarilla en las arterias más comerciales frecuentadas por las fiestas navideñas.

Italia, el primer país europeo gravemente afectado por la pandemia a principios de 2020, ha registrado hasta ahora más de 134.000 muertes.

Incluso si los contagios han aumentado, la situación resulta mejor que la de los países vecinos, con un promedio de entre 15.000 y 20.000 nuevos casos diarios en los últimos días.

Casi el 85% de los mayores de 12 años están completamente inmunizados, la campaña para la tercera dosis está en marcha y pronto estarán disponibles las vacunas para niños de 5 a 11 años.

bur-kv/es