Rusia afirma que un vuelo tuvo que desviarse para evitar avión espía de la OTAN

El gobierno ruso afirmó este domingo que se había evitado una "catástrofe" después de que un avión de línea ruso se viera obligado a modificar su trayectoria para sortear a un avión espía de la OTAN, por encima del mar Negro.

"Se evitó una catástrofe [...], pero esto no significa que Estados Unidos y la OTAN puedan seguir poniendo vidas en riesgo con total impunidad", declaró en un comunicado la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova.

Según la agencia rusa de aviación civil (Rosaviatsia), el incidente se produjo cuando el avión espía "descendió rápidamente", atravesando la ruta establecida por un Airbus de la compañía Aeroflot que cubría la ruta entre Tel Aviv y Moscú con 142 personas a bordo.

En consecuencia, "la dirección y la altitud del vuelo comercial fueron modificadas inmediatamente", indicó Rosaviatsia en un comunicado enviado a la AFP este domingo, en el que explicaba que la tripulación del avión espía no respondió a los mensajes de los controladores aéreos.

Según la agencia rusa Interfax, el avión ruso descendió 500 metros para apartarse del avión de reconocimiento.

Un jet privado que volaba de Sochi a Skopie también cambió de trayectoria a causa del avión espía, según Rosaviatsia.

"La creciente actividad de los vuelos de aviones de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia [...] provoca un riesgo de incidentes peligrosos con aparatos civiles", denunció Rosaviatsia, que advirtió que prevé "protestar" por la vía diplomática.

No se precisó la nacionalidad del avión espía, pero Zajárova acusó en su comunicado a la fuerza aérea estadounidense de "representar un riesgo para la aviación civil".

Ni la OTAN ni Estados Unidos reaccionaron a esas acusaciones por el momento.

El incidente se produjo en un contexto de tensión entre Rusia y los países occidentales, que acusan al gobierno ruso de concentrar tropas en las fronteras de Ucrania, con vistas a una invasión, algo que Moscú desmiente.

gkg/ia/jvb/pc