EEUU: Cárcel a hombre que metió cuchillas en masa de pizza

PORTLAND, Maine, EE.UU. (AP) — Un hombre acusado de colocar cuchillas de afeitar y tornillos en masa para pizza vendida en supermercados de Maine y Nueva Hampshire fue condenado el jueves a cuatro años y nueve meses de prisión.

La sentencia de Nicholas Mitchell, de 39 años, se produjo después de que alcanzó un acuerdo con los fiscales en el que se declaró culpable en junio de uno de los dos cargos de alterar un producto de consumo. Además de la pena de cárcel, debe pagar cerca de 230.000 dólares en restitución a Hannaford Supermarkets.

La audiencia se realizó aunque Mitchell estaba convaleciente de COVID-19, que contrajo en la cárcel.

Aunque nadie resultó herido, el delito fue peligroso y sembró el miedo en la comunidad, dijo el juez.

Con lágrimas en los ojos, Mitchell pidió perdón por sus acciones. Dijo que lo hizo para vengarse de la compañía de masa para pizza que lo despidió, no para lesionar a alguien.

Un video grabado con las cámaras de seguridad el año pasado muestra a Mitchell manipulando la masa para pizza y merodeando alrededor de un contenedor refrigerado para después salir de la tienda sin haber comprado nada.

Mitchell, de Dover, Nueva Hampshire, fue arrestado en octubre de 2020 después de que se hallaron cuchillas de afeitar mezcladas con la masa para pizza en una tienda Hannaford en Saco, Maine.

Tres clientes compraron el producto alterado en Saco y encontraron las cuchillas mezcladas con la masa, dijeron los fiscales. La alteración del producto también se registró en locales Hannaford en Sanford, Maine, y Dover, Nueva Hampshire, provocando que los departamentos de policía de esas comunidades abrieran investigaciones al respecto.

Mitchell era empleado de It’ll Be Pizza, una empresa con sede en Scarborough, Maine, que fabrica varias marcas de masa para pizza, entre ellas Portland Pie Co., la que fue alterada.

Documentos entregados a la corte señalaban que la vida de Mitchell se salió de control durante la pandemia de coronavirus, cuando su novia, que es estilista independiente, se quedó sin trabajo y Mitchell fue arrestado luego de un altercado doméstico, dejándolo sin un hogar y viviendo en su automóvil. Posteriormente fue despedido de su empleo en It'll Be Pizza.

Bajo el acuerdo, Mitchell acordó no apelar una sentencia que no fuera superior a cuatro años y nueve meses, según los documentos judiciales. La pena máxima por manipulación de productos es de 10 años de prisión.