EEUU condiciona reanudar ayuda a Sudán a un mayor avance democrático

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, condicionó la reanudación de la ayuda a Sudán de 700 millones de dólares a un mayor progreso democrático, al hablar telefónicamente con los líderes de ese país africano.

"Este es el primer paso, no el último paso", dijo a los periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, al describir las conversaciones de Blinken tras la restauración del primer ministro civil de Sudán, Abdalá Hamdok, un mes después de un golpe de Estado.

Price indicó que la decisión de reanudar la asistencia se basará "completamente en lo que suceda en las próximas horas y los próximos días y las próximas semanas".

Blinken, quien el domingo dijo estar "alentado" por el acuerdo del fin de semana en Sudán que devolvió a Hamdok al poder, habló por separado tanto con el general Abdel Fattah al Burhan como con el primer ministro.

"Ese fue esencialmente su mensaje: debemos continuar viendo avances (...), debemos continuar viendo a Sudán retomar el camino democrático", dijo Price.

Sudán estableció un frágil acuerdo para compartir el poder entre militares y civiles después del derrocamiento en 2019 del dictador Omar al-Bashir, con elecciones previstas para 2024.

Estados Unidos buscó apoyar la transición a través de un paquete de ayuda de 700 millones de dólares, que suspendió cuando Burhan derrocó a Hamdok y luego nombró nuevos miembros al consejo de gobierno.

sct/sst/yow/rsr