Dybala evita la derrota de Juventus ante Inter, Nápoles corta su pleno

Con un tanto de penal de Paulo Dybala al borde del descuento, la Juventus (6ª) salvó un empate (1-1) en su visita al Inter de Milán (3º) en el 'Derbi de Italia', este domingo en la 9ª jornada de la Serie A, donde el Nápoles cortó su pleno de triunfos al empatar sin goles (0-0) en el campo de la Roma (4ª).

En la clasificación, el Nápoles suma 25 puntos, los mismos que el AC Milan (2º), que el sábado había vencido 4-2 en Bolonia y que es el gran beneficiado de la jornada en la zona alta. La diferencia de goles es mejor para los napolitanos (+16 contra +13).

El Inter de Milán (3º) tiene ahora 18 puntos y sigue a siete puntos del líder.

La Roma (4ª) queda con 16 unidades, empezando a quedar descolgada respecto al podio, y la Juventus (6º), con 15 unidades, a 10 del primer clasificado, sigue lejos de la carrera por el 'Scudetto' por su pésimo inicio de temporada.

Pese a evitar la derrota 'in extremis', la Juventus cortó su racha triunfal, en la que había logrado la victoria, aunque por la mínima en todos los casos, en sus seis últimos compromisos, entre Serie A y Liga de Campeones.

Pero el Inter fue un equipo demasiado sólido y la 'Vecchia Signora' pudo sentirse afortunada con el empate.

El gol que abrió el marcador llegó en el minuto 17 por medio del bosnio Edin Dzeko, que aprovechó un rebote tras un intento de Hakan Calhanoglu.

La Juventus tuvo que nadar contra la corriente a partir de ahí y le costó encontrar la fórmula.

Tuvo que ser desde el punto de penal como Dybala, en el 89, pudiera poner el 1-1 definitivo en el marcador del estadio Giuseppe Meazza.

"Marcar era importante para mí (tras un mes de ausencia por lesión). Estar fuera del terreno de juego no es agradable. He tenido muchas lesiones que no me dejan vivir tranquilo, es realmente difícil", afirmó Dybala a DAZN.

"Teniendo en cuenta cómo fue el partido, creo que este punto es muy importante", aseguró.

Más allá del empate, el partido dejó como mala noticia para Massimiliano Allegri la lesión de Federico Bernardeschi, que tuvo que ser reemplazado por Rodrigo Bentancur en el minuto 16.

En el Olímpico de la capital, la Roma frenó al Nápoles (0-0).

Fue la Roma la que comenzó mejor el partido, consiguiendo la primera ocasión del partido por medio de Lorenzo Pellegrini (minuto 7).

La Roma podría haberse puesto por delante si su atacante inglés Tammy Abraham hubiera estado más inspirado, pero falló (2, 27) en dos buenas ocasiones.

El Nápoles tuvo sus mejores ocasiones con el nigeriano Victor Osimhem, pero también le falló la puntería en esta ocasión. En el 88 vio cómo le anulaban un tanto de cabeza por fuera de juego.

El técnico de la Roma, José Mourinho, fue expulsado a diez minutos para el final.

- Cuatro goles de Gio Simeone -

Antes, el argentino Gio Simeone había sido la estrella absoluta en la victoria del Hellas Verona (11º) por 4-1 sobre la Lazio (8º) al firmar los cuatro tantos de su equipo.

Gio Simeone, hijo del entrenador del Atlético de Madrid y antiguo jugador de la Lazio Diego Simeone, firmó dos goles en cada tiempo ante el conjunto dirigido por Maurizio Sarri, que se metió en el partido al poco de la reanudación con un gol de Ciro Immobile (minuto 46) que a la postre se revelaría como estéril.

Con el dorsal 99 a la espalda, Simeone adelantó los veroneses con un remate de primeras con la derecha desde el corazón del área (30), dobló la renta con un soberbio derechazo desde fuera del área que se coló por la escuadra (36), el tercero llegó tras nueva definición con clase sólo ante el arquero (62), y cerró su cuenta particular con un remate de cabeza (90+2).

bur/iga-dr