Bolivia.- El partido opositor Creemos acusa a Morales de preparar un "golpe de Estado" contra Arce en Bolivia


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La bancada del partido opositor Creemos ha acusado al expresidente de Bolivia Evo Morales de preparar un "golpe de Estado" contra el actual Gobierno para recuperar la Presidencia, al tiempo que ha señalado que el actual mandatario, Luis Arce, es "un presidente sitiado e incapaz de detenerlo".

"Creemos alerta sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el país y de las verdaderas intenciones de quienes pretender detentar el poder absoluto", ha indicado el diputado Erwin Bazán en un documento que ha leído.

La formación política, liderada por el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho --una de las caras más visibles de la oposición al Gobierno actual, a Morales y a su partido, Movimiento Al Socialismo (MAS)--, ha justificado su advertencia aludiendo al cierre del caso del presunto fraude electoral de las elecciones de 2019 por parte de la Fiscalía, entre otros aspectos.

"Las decisiones adoptadas por el Tribunal Constitucional en sus sentencias, así como el cierre del caso fraude electoral por parte del Ministerio Público, nos conducen a afirmar que estaría en curso un golpe de Estado de Evo Morales en contra de todas las autoridades electas del país, que representan el sistema democrático boliviano, un golpe de Estado a la democracia boliviana", señala Creemos, según ha recogido el diario 'El Deber'.

Morales ha reaccionado a la acusación de Creemos y ha tildado a Camacho de "principal golpista confeso". "La derecha inventa intrigas y mentiras para dividirnos", ha indicado en un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Del mismo modo, ha pedido al gobernador de Creemos que "responda por qué su exministro de Defensa (Luis Fernando López) contrató sicarios colombianos", una alusión al supuesto intento de magnicidio contra Arce denunciado el lunes por el Gobierno boliviano.

Las actuales autoridades bolivianas, el MAS y diversos sectores sociales denuncian que la dimisión de Morales en el marco de la crisis postelectoral de 2019 fue un "golpe de Estado", un caso que actualmente está en investigación por la Justicia boliviana. La expresidenta Jeanine Áñez se encuentra en prisión preventiva en el marco del caso, entre otras autoridades de su administración.