Más de 7.250 somalíes forzosamente desplazados de Somalilandia

Más de 7.250 somalíes se han visto ya desplazados de la ciudad de Las Anod, en la autoproclamada independiente región de Somalilandia, situada en el extremo norte de Somalia, denunció hoy la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). EFE/EPA/SAID YUSUF WARSAME
Más de 7.250 somalíes se han visto ya desplazados de la ciudad de Las Anod, en la autoproclamada independiente región de Somalilandia, situada en el extremo norte de Somalia, denunció hoy la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). EFE/EPA/SAID YUSUF WARSAME

Mogadiscio, 15 oct (EFE).- Más de 7.250 somalíes se han visto ya desplazados de la ciudad de Las Anod, en la autoproclamada independiente región de Somalilandia, situada en el extremo norte de Somalia, denunció hoy la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).
Entre ellos, más de 3.300 desplazados forzosos han llegado a la ciudad de Galkayo, capital de la región de Mudug, en el centro de Somalia, desde el 3 de octubre, cuando los desplazamientos comenzaron, señalan los últimos datos publicados por ACNUR.
Según han venido informando medios locales durante las últimas semanas, las autoridades de Somalilandia expulsaron a cientos y luego miles de personas de la región de Sool, cuya administración se disputa con el colindante estado federal somalí de Puntland (del cual forma parte la región de Mudug).
La mayoría de estas personas eran originarias de los estados de Hirshabelle y Sudoeste, más al sur de Somalia, y algunas de Etiopía, pero llevaban dos décadas viviendo en Las Anod.
Las autoridades de Somalilandia alegaron que la población expulsada estaba causando inseguridad en la región.
Según denunció la ONU en un comunicado el pasado 4 de octubre, "la situación tiene el potencial de avivar tensiones y exacerbar la vulnerabilidad con profundas consecuencias humanitarias".
Entre las personas desplazadas, se han dado casos de separación de familias, abandono de menores y pérdida de propiedad, alerta la agencia.
Somalia vive en un estado de conflicto y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de señores de la guerra y milicias islamistas, como Al Shabab, que controla áreas rurales del centro y sur de esta nación del Cuerno de África.
Somalilandia, que estuvo bajo dominio británico hasta 1960 y declaró su separación de Somalia en 1991, cuenta con una Constitución, moneda y gobierno propios, pero su independencia no ha sido reconocida internacionalmente.
En las últimas décadas, Somalia y Somalilandia han realizado sin éxito varios intentos de diálogo, con la independencia de la región secesionista como núcleo del conflicto.