El jefe de la junta militar de Birmania excluido de la cumbre de la ASEAN

El jefe de la junta militar de Birmania será excluido de la próxima cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés), anunció este sábado la organización, una inusual medida de represalia para un régimen que no parece dispuesto a dar marcha atrás.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN decidieron en una reunión virtual que Min Aung Hlaing no sea invitado a la cumbre que se celebrará del 26 al 28 de octubre en Brunéi, país que asume la presidencia temporal de la organización.

La junta militar birmana criticó con dureza el sábado por la noche la decisión, acusando a la ASEAN de romper con la tradición del bloque de no interferir en los asuntos internos de sus Estados miembros.

"Birmania está muy decepcionada y se opone con firmeza a las conclusiones de la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores (de la ASEAN), puesto que estas discusiones sobre la decisión de la cuestión de la representación de Birmania tuvieron lugar sin consenso y son contrarias a los objetivos de la ASEAN", declaró el ministro de Relaciones Exteriores de la junta en un comunicado.

"Podemos ver también la interferencia de otros países (no ASEAN", dijo el vocero de la junta, el brigadier general Zaw Min Tun a la antena birmana de la BBC.

El vocero mencionó discusiones entre el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y el enviado especial de la ASEAN, el viceministro de Relaciones Exteriores de Brunéi, Erywan Yusof, antes de la reunión, y apuntó también contra presiones de la Unión Europea.

La ASEAN, que reúne a diez países del sudeste asiático, a menudo considerada como ineficaz, tomó la decisión después de que la junta rechazara el envío de un representante especial para dialogar con todas las partes interesadas, incluida la exlíder Aung San Suu Kyi, derrocada por el ejército en febrero.

El comunicado señala "progresos insuficientes" en la implementación de un plan de cinco puntos, adoptado en abril, que debía ayudar a restablecer el diálogo en Birmania y facilitar la llegada de ayuda humanitaria.

La junta frenó su ejecución, retrasando la visita de Erywan Yusof, viceministro de Relaciones Exteriores de Brunéi, designado emisario de la organización en Birmania después de meses de negociaciones.

Algunos Estados miembros recomiendan dejar "cierto margen de maniobra para que Birmania restablezca los asuntos internos y vuelva a la normalidad".

- Medida política paliativa -

"Se trata ante todo de una medida política paliativa para la ASEAN, para acallar las criticas internacionales contra esta organización" opina Mustafa Izzuddin, especialista de relaciones internacionales del gabinete de asesoría Solaris Strategies en Singapur.

"Luego, quiere asentar su reputación como organización que aún puede tener un rol activo en el sudeste asiático" afirma a la AFP.

Esta decisión supone una señal política" enviada a la junta, según la cual la ASEAN no transige y exige que Birmania se comprometa a implementar el plan de cinco puntos, agrega.

Birmania, esencialmente dirigida por militares desde un golpe de Estado en 1962, suele plantear un problema a la ASEAN desde su adhesión a la organización en 1997.

El pasado 1 de febrero, un golpe de Estado puso fin a un paréntesis democrático de diez años. Hay una sangrienta represión contra los opositores, con más de 1.100 civiles muertos y 8.400 encarcelados, según una ONG local, la Asociación de asistencia a los presos políticos (AAPP).

Se ha presionado a la ASEAN para que intervenga en esta crisis. Y la organización ha expresado su decepción por la falta de cooperación de la junta, que sigue reprimiendo brutalmente a la disidencia.

- Múltiples acusaciones -

La exlíder birmana Suu Kyi, de 76 años, ganadora del premio Nobel de la paz 1991, está encausada por haber violado restricciones vinculadas al covid-19 durante las elecciones del año pasado, que su partido había ganado con claridad.

Entre otros cargos, está también acusada de haber importado ilegalmente talkie-walkies, y puede ser condenada a varios años de prisión, si es declarada culpable.

En un comunicado conjunto, ocho países, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido, y la Unión Europea pidieron el viernes a la junta birmana que permita al enviado especial de la ASEAN que se reúna con la exlíder birmana.

La junta ha prometido organizar elecciones y levantar el estado de emergencia en 2023

str-mba/jah/juf/zm-me/zm/mar/zm/eg