Birmania defiende su "compromiso" con los pactos para solucionar la crisis

La junta militar de Birmania defiende su "compromiso" con los puntos de consenso alcanzados con los países del Sudeste Asiático para buscar una solución pacífica a la crisis derivada del golpe de Estado de febrero, mientras el bloque regional se reúne este viernes de emergencia para analizar los avances. EFE/EPA/STR
La junta militar de Birmania defiende su "compromiso" con los puntos de consenso alcanzados con los países del Sudeste Asiático para buscar una solución pacífica a la crisis derivada del golpe de Estado de febrero, mientras el bloque regional se reúne este viernes de emergencia para analizar los avances. EFE/EPA/STR

Bangkok, 15 oct (EFE).- La junta militar de Birmania defiende su "compromiso" con los puntos de consenso alcanzados con los países del Sudeste Asiático para buscar una solución pacífica a la crisis derivada del golpe de Estado de febrero, mientras el bloque regional se reúne este viernes de emergencia para analizar los avances.
El Ministerio de Exteriores birmano reitera en un comunicado, publicado este viernes por la prensa oficialista, que están dispuestos a "colaborar" en la implementación de los acuerdos, si bien reconoce que han rechazado varias solicitudes presentadas por el mediador nombrado para buscar una salida al conflicto.
"Birmania da prioridad a la paz y la tranquilidad en el país, algunas solicitudes (del mediador) van más allá del permiso de las leyes existentes son difíciles de atender. A este respecto, el enviado especial y la comunidad internacional deben mostrar cierta comprensión sobre esa situación", apunta la junta birmana.
El ministro bruneano Erywan Yusof, nombrado en agosto enviado especial de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) para Birmania, suspendió esta semana a última hora su primer viaje al país al serle impedido el acceso a varias personas con las que había solicitado reunirse, según medios birmanos.
Aunque el comunicado de Birmania no especifica nombres, la semana pasada, el portavoz de la junta militar, Zaw Min Tun, defendió que Yusof no se reúna con la derrocada líder y premio nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, al afrontar esta "varios procesos judiciales" presentados tras la sublevación.
Además, la designación de un enviado especial, que se retrasó durante meses, la visita de este para "reunirse con todas las partes" implicadas en el conflicto es uno de los cinco puntos de consenso alcanzados por la junta militar y los mandatarios de la ASEAN, que incluye a Birmania.
Entre los otros pactos alcanzados en abril se encuentran: el fin de la violencia contra civiles, el envío de ayuda humanitaria y la construcción de un diálogo que incluya a todas las partes para alcanzar una solución pacífica.
Los ministros de Exteriores de la ASEAN han programado para este viernes una "reunión de emergencia" para planificar la cumbre anual de líderes, entre el 26 y 28 de octubre, y en la que tratarán los avances en la implementación de los cinco puntos de consenso, indicó anoche en Twitter un portavoz del ministerio tailandés.
Varios ministros de Exteriores de la ASEAN, entre ellos la indonesia, Retno Marsudi, y el malasio, Saifuddin Abdullah, expresaron la semana pasada el malestar sobre los pocos avances en Birmania y dejaron la puerta abierta a la exclusión en la cumbre de los representantes birmanos.
El Ejército birmano justifica la toma de poder del 1 de febrero por un presunto fraude masivo durante las elecciones generales del pasado noviembre, cuyo resultado ha sido anulado y en las que el partido de Suu Kyi arrasó, como ya hizo en 2015, con el aval de observadores internacionales.
Al menos 1.171 personas han muerto a raíz de la brutal represión ejercida por policías y soldados desde el golpe, que han disparado a matar contra manifestantes pacíficos, según datos de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos, que también cifra más de 7.300 los opositores detenidos.