Martín Cuenca explora en "La hija" el primitivismo en torno a la maternidad

El cineasta español Manuel Martín Cuenca. EFE/Carles Grau/Archivo
El cineasta español Manuel Martín Cuenca. EFE/Carles Grau/Archivo

Toronto (Canadá), 16 sep (EFE).- El director español Manuel Martín Cuenca declaró a EFE que su última película, "La hija", que ha estrenado mundialmente en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), es un drama moral con elementos muy personales sobre "un conflicto primitivo" desencadenado por la maternidad.
La película, que está interpretada por Javier Gutiérrez, Patricia López Arnaiz e Irene Virgüez, se estrenó el lunes en la XLVI edición de TIFF entre los aplausos del público canadiense que ha vuelto a las salas del festival de Toronto tras la edición digital del año pasado.
En "La hija", Martín Cuenca desarrolla un "drama moral con ciertos tintes de 'thriller'" en el que una pareja que no puede tener hijos decide acoger a una adolescente de 15 años de edad, embarazada y que se ha fugado de un centro para menores, a cambio de poder quedarse con su bebé.
Martín Cuenca declaró durante una entrevista a EFE que el proyecto empezó como un "thriller" que le llegó a través del guionista Alejandro Hernández, con quien ha colaborado en otras películas como su anterior film, "El autor".
"Me interesaba la historia pero la veía de otra manera, desde una perspectiva mucho más moral, mucho más ambigua, sobre una pareja que tiene un deseo enorme de ser padres, que se sienten tratados injustamente por la naturaleza, y una niña que se ha quedado embarazada", explicó el director almeriense.
EL ELEMENTO TELÚRICO DE LA MATERNIDAD
"Hay una cosa primordial, y diría casi telúrica, en la reproducción, en la vida. Yo diría que es un superpoder de las mujeres. Es una cosa primordial. Y al mismo tiempo, hay que imaginarse lo que significa para una mujer que desea tener hijos, no poder dar vida", continuó el realizador que admitió que es un conflicto que él conoce de manera muy cercana.
Al mismo tiempo, germinó la voluntad de Martín Cuenca de rodar la película en Jaén, una provincia del interior de Andalucía con escasa tradición cinematográfica.
El director de filmes como "La flaqueza del bolchevieque" (2003) o "La mitad de Óscar" (2010), explicó que siempre busca "una conexión espiritual con la gente" donde se ruedan sus filmes. Y para "La hija" necesitaba un lugar aislado en el que la pareja interpretada por Gutiérrez y López Arnaiz pudiese desarrollar su plan.
"Desde 'La mitad de Óscar' yo decía que primero la geografía y luego la historia. Primero es el lugar y luego aparece la vida y empiezan las historias. Yo creo que lo geográfico, el espacio, habla, es real, es un personaje. Siempre lo que intento antes de escribir es pensar en qué lugar esa semilla de la historia, en este caso una pareja que llega a un acuerdo con una chica, puede germinar", dijo.
"Y luego, el primer viaje de mi vida con 8 ó 9 años fueron a unas colonias de verano en la Sierra del Segura de Jaén", añadió.
Más de 40 años después, Martín Cuenca volvió a la sierra de Jaén, que describe como "un lugar mítico", y tras pasar una larga temporada viviendo en la región quedó convencido que el paisaje "remitía constantemente a la sustancia de la historia".
LA ELASTICIDAD DE JAVIER GUTIÉRREZ
Sobre la elección de los actores, Martín Cuenca dijo que le propuso a Gutiérrez el papel cuando estaban promocionando "El autor", de la que también era protagonista.
"Me parecía que Javier podía encarnar muy bien el personaje. A mí, de los actores me interesan las personas, lo que son capaces de dar de manera inconsciente. Y Javier es una persona como muy común: lo mismo te puede hacer de carnicero que de funcionario, de ingeniero o un tipo en un bar", señaló.
En el caso de Patricia López Arnazi e Irene Virgüez, la selección se hizo a través de audiciones. "En las pruebas que hice con Patricia, vi que tenía esa fuerza que daba algo diferente a lo que daba Javier".
Sobre Virgüez, para quien "La hija" es su primera película, el director señaló que "tiene una fuerza interior y, sobre todo, mucha sutileza, no es una chica estridente. La llamaba durante el rodaje 'mi actriz japonesa'".
Tras su estreno mundial en Toronto, la película viajará ahora al Festival de San Sebastián, fuera del programa oficial y, posteriormente, a un nuevo festival en Asia que todavía no se ha anunciado. Finalmente, el film se estrenará en las salas de cine de España el 26 de noviembre.
Martín Cuenca señaló que aunque la película ha estado terminada desde enero de este año, el equipo ha decidido esperar para que su lanzamiento sea en salas de cine, que atraviesan una grave crisis por la pandemia.
"Todos estamos deseando que se recuperen. Este otoño es muy importante para nosotros y para todas las películas españolas que la gente vuelva lo máximo posible al cine. Están volviendo, pero todavía muy poco a poco", concluyó.
Julio César Rivas