Iberdrola logra 2.300 millones de dólares para iniciar un proyecto marino en EEUU

Por Nichola Groom

15 sep (Reuters) - La construcción del proyecto Vineyard Wind, el primer gran parque eólico marino de Estados Unidos, comenzará tan pronto como esta semana frente a las costas del estado de Massachusetts tras captar una financiación 2.300 millones de dólares, según anunción el miércoles el promotor del proyecto.

La financiación, obtenida a través de una emisión de deuda sénior, permitirá movilizar a contratistas y proveedores para empezar a trabajar en el proyecto, una empresa conjunta entre Avangrid Inc, filial estadounidense de la española Iberdrola, y Copenhagen Infrastructure Partners, dijeron las empresas.

Esto significa que fabricantes como General Electric Co, que suministrará las 62 turbinas del proyecto, pueden empezar a adquirir materiales y contratar trabajadores.

El Gobierno de EEUU aprobó el proyecto Vineyard Wind en mayo, considerándolo como la inauguración de un nuevo sector nacional que ayudará a eliminar las emisiones del negocio energético, un pilar fundamental en la agenda del presidente Joe Biden sobre el cambio climático.

"La construcción de la subestación de Barnstable (Massachusetts), donde se conectarán los cables submarinos a la red eléctrica en tierra, comenzará mañana mismo", declaró Lars Pedersen, director ejecutivo de Vineyard Wind, durante una conferencia telefónica con periodistas.

Las obras en tierra comenzarán el año que viene y se espera que el proyecto empiece a suministrar energía en 2023.

Se prevé que el proyecto cueste unos 3.000 millones de dólares en total, y sus propietarios esperan conseguir financiación de capital en una fase posterior que les permita obtener un crédito fiscal federal para energías limpias, dijo Pedersen.

Vineyard Wind se situará a 24 kilómetros de la costa de la isla de Martha's Vineyard y pretende generar suficiente electricidad para abastecer a 400.000 hogares de la región de Nueva Inglaterra.

Nueve bancos participaron en la financiación de los 2.300 millones de dólares. Entre ellos figuran Bank of America, J.P. Morgan, BBVA, NatWest, Credit Agricole, Natixis, BNP Paribas y MUFG Bank. La empresa fue asesorada por el banco Santander, que también invirtió en el proyecto.

(Reportaje de Nichola Groom; edición de David Gregorio y Marguerita Choy; editado en español por Darío Fernández)