Goldman Sachs y JPMorgan advierten de los riesgos de contagio de los problemas de deuda de Evergrande

LONDRES, 15 sep (Reuters) - La crisis de la deuda de Evergrande Group podría suponer un riesgo de contagio para el sector inmobiliario chino en su conjunto, dijo Goldman Sachs en una nota publicada el miércoles.

El promotor inmobiliario, que tiene un pasivo de casi dos billones de yuanes (305.000 millones de dólares), está tratando de recaudar fondos para pagar a prestamistas y proveedores, mientras se debate entre un colapso controlado y la perspectiva más lejana de un rescate por parte de Pekín.

"Creemos que una interrupción mayor de las operaciones de promoción inmobiliaria de la empresa puede ser muy negativa para la confianza de los compradores e inversores inmobiliarios nacionales, y podría extenderse al sector inmobiliario en general", escribieron Kenneth Ho y Chakki Ting de Goldman Sachs en la nota.

Los analistas añadieron que si las operaciones inmobiliarias se mantienen como una empresa en funcionamiento, el margen de contagio podría ser menor.

JPMorgan también advirtió del riesgo de repercusiones.

"Con los recientes acontecimientos que se aceleran a la baja, creemos que son necesarias maniobras adicionales por parte del Gobierno para evitar un posible contagio", dijo el banco, añadiendo que esperaba que las operaciones se mantuvieran en marcha para proteger los intereses de clientes y proveedores.

"Si los políticos siguen las directrices del Gobierno para garantizar un mercado inmobiliario estable, no esperamos que el inminente impago de la compañía sea demasiado perturbador para el sector", dijo JPMorgan.

Los analistas de Goldman Sachs dijeron que las posibles opciones para Evergrande podrían incluir una revisión corporativa para asegurar la continuidad de las operaciones en tierra, trayendo a terceros para invertir en la compañía, y también una potencial reestructuración de la deuda y el capital.

Goldman Sachs dijo que la confianza del mercado de bonos en el extranjero en Evergrande también podría verse afectado por las perspectivas de recuperación en el marco de una reestructuración de la deuda.

Con los bonos de la empresa denominados en dólares estadounidenses cotizando en torno a los 20 centavos por cada dólar, y los de la filial Tianji Holding justo por debajo de los 20, el impacto del contagio puede ser limitado si las perspectivas de reestructuración se acercan a los niveles actuales, escribieron los analistas. (Reporte de Tom Arnold y Marc Jones Editado en español por Javier López de Lérida)