La rusa Lasitskene brilla con 2,05 m en el centro de Zúrich

La campeona olímpica rusa del salto alto Mariya Lasitskene se impuso con el mejor resultado mundial del año (2,05 metros), este miércoles en la primera tanda de las finales de la Liga de Diamante de atletismo en Zúrich.

La rusa de 28 años, que es también la ganadora de los tres últimos títulos mundiales, superó en la prueba a la ucraniana Yaroslava Mahuchikh (2,03 m) y a la australiana Nicola McDermott (2,01 m) en un concurso de muy alto nivel, con las mismas atletas que estuvieron en el podio de los Juegos Olímpicos de Tokio hace poco más de un mes (McDermott fue entonces segunda y Mahuchikh tercera).

Lasitskene, que tiene una mejor marca personal de 2,06 metros, ganó el oro olímpico en Tokio con 2,04 metros, una altura que ahora mejoró en la Liga de Diamante.

En un miniestadio temporal para 2.500 espectadores en pleno centro de la ciudad, en la Sechseläutenplatz, a orillas del lago Zúrich, Lasitskene superó 2,05 metros en su segundo intento, después de haber estado a punto de quedarse en 1,96 metros, ya que superó esa barra en el tercer intento.

Falló luego para superar los 2,07 metros, manteniéndose por lo tanto a distancia del viejo récord del mundo de la búlgara Stefka Kostadinova (2,09 m en 1987).

En el resto de pruebas del día en el centro de la ciudad suiza, el estadounidense Ryan Crouser, plusmarquista mundial (23,37 m) y vigente doble campeón olímpico, se impuso con 22,67 metros.

En una pista improvisada de 563 metros, la burundesa Francine Niyonsaba, una atleta hiperandrógina que ha dejado la prueba de 800 metros por las reglas de World Athletics, ganó en los 5.000 metros (14 minutos, 28 segundos y 98 centésimas), derrotando como la pasada semana en Bruselas a la doble campeona mundial keniana hellen Obiri (2ª, 14:29.68). Los tiempos no serán homologados por las características del trazado.

"Personalmente, estoy todavía en aprendizaje en los 5.000 metros, pero me encantan los retos", afirmó Niyonsaba.

rg/dr/mcd