Jordania, Egipto y Siria acuerdan hoja de ruta para transportar gas egipcio a Líbano

Los ministros de Energía de Jordania, Egipto, Siria y Líbano acordaron el miércoles una hoja de ruta para transportar gas egipcio a Líbano a través de Siria y Jordania, en una reunión celebrada en Amán.

En pleno colapso económico, Líbano sufre una grave escasez de combustible y cortes de electricidad que paralizan los servicios y las actividades de los hospitales, restaurantes, tiendas e industrias.

Se trata de una de las peores crisis económicas de la historia desde 1850, según el Banco Mundial.

En la reunión del miércoles en Amán, el ministro libanés de Energía, Raymond Ghajar, estimó que su país "necesita hoy 600 millones de metros cúbicos de gas para suministrar 450 megavatios de electricidad".

Su homólogo sirio, Basam Tohmé, aseguró que "la línea de gas árabe" que une Siria con Jordania estaba "lista (...) a pesar de haber sido atacada" por rebeldes opuestos al poder de Damasco.

La "línea de gas árabe" --un gasoducto-- así como la línea eléctrica que une Egipto, Jordania y Siria fueron seriamente dañadas por el conflicto sirio desatado en 2011.

En agosto de 2020, una explosión, calificada de "acto terrorista" por Damasco, había dañado el gasoducto.

La reunión del miércoles es el resultado de una luz verde excepcional concedida por Estados Unidos para permitir a los países árabes eludir las sanciones estadounidenses contra el poder sirio y transportar a Líbano --a través de Siria y de sus infraestructuras-- gas egipcio y también electricidad desde Jordania.

mh-kt/rm/awa/mab/pc