Hinchas del Barcelona se adaptan a inicio de era post-Messi

BARCELONA (AP) — Marc van Cromvoirt había estado emocionado por conseguir un boleto para el primer partido del Barcelona de la temporada de la Liga de España y finalmente ver a su jugador favorito, Lionel Messi, de cerca por primera vez.

“Nunca lo he visto en persona”, dijo afuera del Camp Nou, “y seguiré sin verlo, desafortunadamente”.

Luego que los aficionados del Paris Saint-German corearon el nombre del astro argentino en su presentación ceremonial en el Parc des Princes, los hinchas del Barcelona siguen adaptándose a la realidad de su partida.

La era post-Messi del conjunto catalán inicia el domingo por la noche cuando reciba a la Real Sociedad. El atacante de 34 años firmó con el PSG esta semana bajo un contrato por dos años luego que su acuerdo propuesto para seguir con el Barcelona se vino abajo, lo que significó el fin de una relación de aproximadamente dos décadas en Cataluña.

Van Cromvoirt, un holandés de 25 años que vive y trabaja temporalmente en Barcelona, de antemano contaba con su boleto cuando el club anunció que no podría retener a su máximo jugador. El sábado, tomó el recorrido por el estadio.

“Sigo emocionado por ver el partido, por supuesto”, afirmó.

Dentro de la “megatienda” en el Camp Nou, las camisetas con el número 10 de Messi siguen disponibles, pero en un anaquel de pasillo, mientras que los jerseys de jugadores actualmente con el equipo como Antoine Griezmann, Frenkie de Jong y Ansu Fati cuelgan de exhibidores en el muro. No, la vestimenta de Messi no está en descuento. Los jerseys azulgrana para partidos como local para la temporada 2021-22 estaban a la venta por 110 euros (130 dólares).

El técnico del Barcelona, Ronald Koeman, siente su partida de manera distinta. En la conferencia de prensa del sábado previa al partido, reconoció la tristeza de los aficionados pero los exhortó a no “vivir el pasado”.

“Se ha hablado mucho de Leo Messi, y yo creo que es normal”, destacó Koeman. “Hay otros jugadores, hay una plantilla en mi opinión muy fuerte... estoy convencido que la gente va a disfrutar este equipo”.

Messi conquistó prácticamente todo con el Barcelona y hace una semana sostuvo una emotiva conferencia de prensa de despedida para poner fin a una era. Había planeado reducir su salario al 50%, pero la deuda del club —más de 1.200 millones de euros (1.400 millones de dólares)— y las normas de juego justo financiero de la Liga de España lo hicieron imposible.

El PSG se movió rápidamente y fichó al argentino en un contrato de dos años con la opción a una tercera temporada.

Koeman dijo que confía en Griezmann en particular dado que “va a ser más importante porque la posición de Leo que es una posibilidad para mí que ocupe Antoine en ese sentido que da mucho más libertad al equipo y a sí mismo, y yo creo que esto puede ser una ventaja para él... Es un jugador como otros que debe dar un paso más”.

Las autoridades de salud de España están autorizando hasta el 40% de la capacidad de aficionados en los estadios, pero con muchos catalanes de vacaciones en agosto, se espera que el Camp Nou de 99.000 localidades reciba a menos de 30.000 espectadores.

Van Cromvoirt tiene un plan B para ver a Messi en persona. Y ha hablado con sus amigos al respecto.

“París está bastante cerca de Holanda, es como un viaje de cinco horas por carretera. Dijimos ‘vayamos a ver al PSG esta temporada’, especialmente si (Kylian) Mbappé sigue en el equipo también”.