España empieza a devolver a Marruecos a inmigrantes menores que entraron en Ceuta en mayo

Las autoridades españolas empezaron el viernes a trasladar a Marruecos a los menores que llegaron en masa a Ceuta en mayo en plena disputa diplomática entre ambos países, confirmó a la AFP una fuente bajo anonimato de la delegación del gobierno en esa ciudad.

Según el diario El Faro de Ceuta, el traslado se inició a primera hora de la tarde y se hará escalonadamente hasta completar a los más de 700 muchachos que permanecían en la ciudad española del norte de África.

Las autoridades marroquíes y oenegés velarán para que se reúnan con sus familias, según este medio.

Sin embargo, la oenegé Save the Children anunció que recurriría a los tribunales para detener las repatriaciones.

"Junto a otras entidades, estamos preparando un escrito para enviar al juzgado de guardia en el que pedimos la suspensión de estas repatriaciones", anunció la oenegé en Twitter.

"Reiteramos que cualquier expulsión colectiva es ilegal, pedimos una gestión individualizada y que no se expulse a ningún menor en contra de su voluntad. Se ha de garantizar su protección", añadió Save the Children.

La emisora de radio Cadena Ser publicó lo que presentó como una copia de la orden de devolver a los emigrantes, en la que se afirmaba: "rogamos se proceda a ejecutar las previsiones recogidas en el artículo 5 del Acuerdo entre el Reino de España y Marruecos" de 2007 sobre la cooperación en el ámbito de la "emigración ilegal de menores no acompañados, su protección y su retorno concertado".

Según la Cadena Ser, son "mas de 920" los menores que se encuentran en Ceuta desde mayo.

El 17 y 18 de mayo, el enclave español se vio desbordado por la entrada en tromba de miles y miles de inmigrantes, entre ellos numerosos marroquíes muy jóvenes, que aprovecharon la falta de control policial del lado de Marruecos y accedieron a nado y en barcas hinchables a Ceuta.

Las autoridades marroquíes dejaron pasar a estos migrantes en represalia por la decisión de España de acoger en un hospital al líder de los independentistas saharauis, Brahim Ghali, enfrentado a Rabat, que reclama la soberanía sobre el Sahara Occidental, una antigua colonia española.

El gobierno regional ceutí estimó entonces que entre 8.000 y 10.000 cruzaron a España, de los que más de 6.000 fueron devueltos por la policía española en poco tiempo.

Fuentes del gobierno apuntaron a que dentro del total había 1.500 menores de edad.

tpe-al/CHZ/eg