Armenia desea el despliegue de tropas rusas en frontera con Azerbaiyán

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, afirmó este jueves que pedirá el despliegue de "guardias fronterizos rusos" en la frontera con Azerbaiyán para evitar una escalada después de los recientes enfrentamientos.

"Vista la complicada situación, pienso que tiene sentido considerar la cuestión del despliegue de guardias fronterizos rusos en la frontera con Azerbaiyán", declaró Pashinyan durante una reunión del gobierno.

A su juicio, su presencia "permitiría llevar a cabo los trabajos de demarcación y de delimitación sin riesgos de enfrentamientos militares". "Prevemos discutir al respecto con nuestros colegas rusos", agregó.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, rechazó en rueda de prensa comentar los planes del primer ministro armenio, limitándose a decir que "los contactos con Ereván continúan".

El vocero del Kremlin agregó que Rusia busca apaciguar las tensiones entre Armenia y Azerbaiyán. "El trabajo continúa para garantizar la completa implementación de los acuerdos bilaterales", apuntó.

Estas declaraciones llegan un día después de nuevos enfrentamientos entre soldados de ambos países caucásicos que dejaron tres muertos armenios cerca de la localidad fronteriza de Sotk (este).

Armenia y Azerbaiyán se acusaron mutuamente de iniciar las hostilidades, antes de aceptar un alto el fuego negociado por Rusia.

Este incidente fue el más sangriento desde el final de la guerra entre ambos en 2020 por el control del disputado enclave de Nagorno Karabaj.

Esa guerra de seis semanas, que dejó más de 6.500 muertos, terminó con una derrota militar para Armenia, que se vio obligada a ceder importantes territorios a Azerbaiyán en virtud de un acuerdo de alto el fuego negociado por Moscú.

Unos 2.000 soldados rusos se desplegaron alrededor de Nagorno Karabaj para garantizar la paz.

mkh-im/tbm/mp/cl/tjc/mb