Santander se apoya en EEUU y Reino Unido para batir previsiones

Edificios reflejados en el logotipo de una sucursal bancaria del Santander en el centro de Madrid, España, 6 de abril de 2016. REUTERS/Juan Medina
Edificios reflejados en el logotipo de una sucursal bancaria del Santander en el centro de Madrid, España, 6 de abril de 2016. REUTERS/Juan Medina

Por Jesús Aguado

MADRID, 28 jul (Reuters) - El banco español Santander batió el miércoles las previsiones con un aumento del 35% en el beneficio recurrente del segundo trimestre, que casi volvió a los niveles anteriores a la pandemia gracias a la rápida recuperación económica en sus mercados de Estados Unidos y Reino Unido.

El segundo mayor banco de la zona euro en términos de valor de mercado registró un beneficio neto de 2.070 millones de euros (2.450 millones de dólares). El resultado superó los 1.760 millones de euros previstos por los analistas encuestados por Reuters y casi igualó los 2.100 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2019, antes del estallido de la pandemia de coronavirus.

El beneficio neto y recurrente del último trimestre fueron iguales, ya que el banco no contabilizó ninguna ganancia o gasto extraordinario. Hace un año, las amortizaciones relacionadas con la pandemia provocaron una pérdida neta récord de 11.100 millones de euros.

"Vamos en línea para superar el objetivo de rentabilidad para el año", dijo la jefa del Santander, Ana Botín, en un comunicado.

Su ratio de retorno sobre fondos propios tangibles (ROTE) —una medida de la rentabilidad en la banca— subió al 12,29% a finales de junio, desde el 12,16% de marzo. El Santander había dicho previamente que pretendía alcanzar un ratio de alrededor del 10% a finales de 2021.

El banco también dijo que planeaba volver a su ratio de reparto de dividendos de entre el 40% y el 50% de los beneficios ordinarios, tras el levantamiento del límite de pago de dividendos por parte del BCE la semana pasada.

El ratio de capital básico Tier-1 "fully loaded" (la medida de solvencia más exigente en el sector) cayó al 11,7% a finales de junio desde el 11,89% de tres meses antes, pero se mantuvo dentro de su objetivo del 11-12%.

A finales de junio, el coste del riesgo del banco, que mide la prima de gestión de los riesgos crediticios y actúa como indicador de las pérdidas potenciales en el futuro, bajó a 94 puntos básicos desde los 108 puntos del trimestre anterior.

(Reporte de Jesús Aguado; edición de Inti Landauro, traducido por Tomás Cobos)