Oro para Japón y plata para Brasil en skate femenino con prodigios de 13 años

La japonesa Momiji Nishiya, de apenas 13 años, se convirtió este lunes en la primera campeona olímpica de la historia del skateboarding, uno de los deportes que se estrenan en Tokio-2020, al imponerse en la categoría de street, donde la brasileña Rayssa Leal, también de 13 años, se colgó la medalla de plata.

Nishiya, plata en el último Mundial y que cumple 14 años el 30 de agosto, no es la campeona más joven de la historia de los Juegos Olímpicos.

El récord de precocidad lo ostenta desde 1936 la estadounidense Marjorie Gestring, que se coronó en clavados con 13 años y 267 días.

En caso de haber ganado, Rayssa Leal sí que hubiera establecido un nuevo récord, ya que ella tiene 13 años y 203 días.

Nishiya obtuvo 15,26 puntos y Leal 14,64 en la final. La medalla de bronce fue para otra japonesa, Funa Nakayama, de 16 años, que sumó 14,49 puntos.

"Estoy muy contenta de haberme convertido en la más joven (campeona olímpica japonesa) en mis primeros Juegos Olímpicos. Como estaba tan contenta se me saltaron las lágrimas. Estaba nerviosa en la primera carrera, pero luego no", explicó la joven triunfadora del día a la prensa de su país.

"Quiero competir en los Juegos de París y conseguir la victoria. El skate es interesante, es divertido, así que quiero que todo el mundo lo pruebe", apuntó.

El oro y la plata del street femenino fueron por lo tanto para los mismos países y en el mismo orden, Japón y Brasil, que en la categoría masculina, que se disputó el domingo y que sirvió como estreno absoluto del skateboarding en unos Juegos Olímpicos. Entonces el título fue para el local Yuto Horigome, mientras que Kevin Hoefler fue el subcampeón.

La plata de Rayssa Leal fue la tercera medalla de Brasil en estos Juegos Olímpicos.

Además de las dos platas del street en el skateboarding, Brasil sumó un bronce con el judoca Daniel Cargnin (-66 kg).

Rayssa Leal fue la única de las tres skaters brasileñas en acceder a la final. No lo lograron ni Leticia Bufoni ni Pamela Rosa.

"Todavía no lo he asimilado. Poder representar a Brasil y ser una de las más jóvenes en ganar una medalla. Estoy muy contenta, este día pasará a la historia. Intento divertirme al máximo porque estoy segura de que si te diviertes las cosas fluyen", explicó Rayssa Leal tras su plata.

- Operación Rejuvenecimiento -

El skateboarding entró en el programa olímpico de Tokio-2020 dentro del proyecto de los responsables de los Juegos de rejuvenecer las audiencias.

De las ocho finalistas de este lunes, seis tenían entre 13 y 20 años.

El street es una de las dos disciplinas propuestas en los Juegos Olímpicos con el park (o bowl). En street, el skater debe encadenar tricks (figuras) muy técnicas en módulos que recuerdan al mobiliario urbano, como rampas.

En competición, los riders deben encadenar dos runs de 45 segundos cada uno y luego cinco tricks. Únicamente los tres mejores resultados de los siete obtenidos son tenidos en cuenta para la nota final.

Cinco jueces valoran las actuaciones, teniendo en cuenta la creatividad y la calidad de ejecución.

En el street, Rayssa Leal es una auténtica 'niña prodigio' y ha ganado una significativa atención mediática, como explicó a la AFP el presidente de la Federación Brasileña de Skateboarding, Eduardo Musa.

"¿Cómo explicar que una niña de 7 u 8 años pueda hacer tricks que incluso muchachos de 28 o 25 años no pueden hacer? Es un don, ella tiene algo especial", dice el presidente.

"Tengo la costumbre de decir que tenemos dos equipos de Brasil: tenemos al equipo nacional y tenemos a Rayssa. Porque el problema es su edad. Tenemos que tomar eso como una diferencia, pero sin olvidar que ella es también competitiva", subrayó.

sc-dr/psr