Muy pocos jubilados europeos pidieron estatuto de residente posbrexit en Reino Unido

Muy pocos jubilados europeos residentes en el Reino Unido solicitaron a tiempo su permanencia en el país tras el Brexit, lo que hace temer que miles se vean amenazados de expulsión, según un informe parlamentario publicado este viernes.

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), los nacionales de los países miembros del bloque afincados en el Reino Unido tenían hasta finales de junio para solicitar la residencia, lo que hicieron más de 6 millones.

Pero según un informe publicado el viernes por el Parlamento británico, sólo el 2% de estas solicitudes fueron presentadas por personas mayores de 65 años, un porcentaje que dista mucho de reflejar la proporción de pensionistas europeos que viven en el país.

"El hecho de que sólo el 2% de los solicitantes tuvieran más de 65 años sugiere que las personas ancianas pueden haber sido olvidadas o simplemente no pudieron presentar la solicitud antes de la fecha límite", afirmó Charles Hay, presidente de la comisión de Asuntos Europeos de la Cámara de los Lores, que redactó el informe.

La situación es "especialmente preocupante para los ciudadanos italianos que emigraron al Reino Unido después de la Segunda Guerra Mundial", según el texto.

La solicitud de residencia debía hacerse en línea, lo que perjudica a las personas mayores, que a menudo no están familiarizadas con las nuevas tecnologías, advierten las asociaciones de defensa de los derechos de los europeos.

Estas se han encontrado con "muchas personas que no tienen teléfono móvil, ni acceso digital y documentos inadecuados o inexistentes", añade el informe parlamentario.

Las asociaciones que ayudan a las personas mayores a presentar sus solicitudes llevan mucho tiempo haciendo campaña para que se abandone el planteamiento exclusivamente digital, y también piden un documento en papel que acredite la condición de residente, que no existe en la actualidad.

"Sin un documento físico, los ciudadanos de la UE que viven aquí pueden tener dificultades para obtener un contrato de alquiler, por ejemplo", subrayó Hay.

Tras recordar que Londres "recibió con satisfacción la decisión de la UE de expedir un documento físico a todos los ciudadanos británicos en Europa", el senador británico instó al ejecutivo de Boris Johnson a "explicar esta contradicción".

cdu-acc/tjc