Los JJ.OO. están listos para comenzar tras una década de drama

Athletes practice at Ariake Tennis Park in Tokyo, on July 20. The Tokyo Games will be held without spectators. Photographer: Noriko Hayashi/Bloomberg
Athletes practice at Ariake Tennis Park in Tokyo, on July 20. The Tokyo Games will be held without spectators. Photographer: Noriko Hayashi/Bloomberg

(Bloomberg) -- Cuando el Estadio Nacional casi vacío en Tokio se ilumine el viernes por la noche para marcar el comienzo de los ​​Juegos Olímpicos de Verano, la marca del covid-19 en el evento será notoria.

Atrás quedará la alegría de celebración que acompaña al inicio de cualquier juego. En lugar de miles en la audiencia, habrá stands vacíos y artistas portando cubrebocas.

Por primera vez en la historia, los eventos de Tokio 2020 se llevarán a cabo sin espectadores y los ganadores se colgarán sus propias medallas al cuello. Las delegaciones llegaron en medio de la inminente amenaza de la variante delta mas contagiosa, que ha provocado un aumento de casos en toda Asia. Los deportistas se distancian socialmente en la Villa Olímpica y comen entre barreras plásticas en la cafetería.

“Para ser honesto, no esperaba que los Juegos Olímpicos fueran a ser de esta forma. Pensé que el coronavirus desaparecería o se resolvería cuando comenzaran las competencias”, dijo el jefe de Tokio 2020, Toshiro Muto, en una conferencia de prensa a principios de esta semana. “No es así, y de alguna manera el problema se ha vuelto más serio”.

Aunque el covid ha sido solo el desafío más reciente, es también el más grande para unos Juegos Olímpicos que han estado sumidos en el drama durante casi una década, desde un diseño de estadio desechado hasta una investigación por sobornos. Los altos funcionarios que defendieron la candidatura, incluido el exprimer ministro Shinzo Abe, ya no están en el cargo. El costo oficial de los Juegos se ha más que duplicado a US$15.400 millones de su estimación original, incluidos US$3.000 millones adicionales necesarios para la demora y las medidas de seguridad relacionadas con el covid.

El apoyo del público japonés, conocido mundialmente como un entusiasta de los Juegos Olímpicos, se ha desvanecido en medio de las preocupaciones de que los Juegos se conviertan en un evento de gran contagio. Una encuesta del 3 al 4 de julio realizada por la emisora ​​JNN encontró que 34% de los japoneses estarían de acuerdo en cancelarlos o posponerlos nuevamente. Las empresas más grandes del país han tomado medidas para distanciarse, incluido el patrocinador global Toyota Motor Corp., que dijo esta semana que no transmitirá anuncios en Japón que incluyan los Juegos Olímpicos.

Aunque los atletas y otros participantes no pueden interactuar con el público japonés, durante la última semana han aumentado las preocupaciones sobre la posibilidad de que se produzcan brotes en la llamada burbuja olímpica. Un puñado de atletas ya han dado positivo por covid, incluida una suplente del equipo de gimnasia femenina de Estados Unidos y, en otro golpe, el director de la ceremonia inaugural fue despedido un día antes de que comenzaran los Juegos por comentarios que hizo sobre el Holocausto hace dos décadas.

Nota Original:Tokyo's Fraught Olympics Are Set to Begin After Decade of Drama

More stories like this are available on bloomberg.com

©2021 Bloomberg L.P.