El Salvador registrará 430.000 nuevos pobres en 2021, según estudio económico

Un hombre que se dedica al comercio informal vende gorros quirúrgicos en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura/Archivo
Un hombre que se dedica al comercio informal vende gorros quirúrgicos en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura/Archivo

San Salvador, 22 jul (EFE).- El Salvador registrará al cierre del 2021 un incremento de más de 430.000 personas viviendo en pobreza respecto al año previo a la pandemia de la covid-19, según estimaciones de una universidad dadas a conocer este jueves.
De acuerdo con la Universidad Francisco Gavidia (UFG), el país registrará en 2021 una pobreza del 33,3 % de su población, que equivale a 2.276.808 personas.
Esto representaría un incremento de 430.242 personas en 2021 respecto a las 1.846.566 que vivían en situación de pobreza en 2019, para un incremento de aproximadamente el 23,3 %.
El estudio de la UFG indica que en 2021 vivirán en pobreza relativa 1.801.197 personas, mientras que en pobreza extrema será 475.611 salvadoreños.
Respecto al 2019, último año del que se tienen cifras oficiales, la pobreza extrema se elevaría un 25,5 %, pasando de 378.837 personas en ese año a 475.611 en el 2021.
Es decir, 96.774 personas adicionales estarían "en grave riesgo de desnutrición".
Las proyecciones de la UFG indican que el 2020 cerró con 2.182.736 personas en pobreza, las que representarían un 32,2 % de la población.
De dicho total, 1.731.920 se encontraron en pobreza relativa y 450.816 en pobreza extrema.
De acuerdo con el estudio universitario, "los indicadores socioeconómicos de El Salvador muestran, en general, una recuperación en el primer semestre de 2021 tras el duro impacto del covid-19 en 2020".
Señala que se espera un crecimiento de entre el 5,7 % y 6,2 % de la economía para 2021, frente a la caída del 8,4 % de 2020.
También advierte sobre un aumento de la inflación hasta el 3 % en los primeros seis meses del año en curso, misma que en 2020 se encontraba en 0,3 %.
"Gran parte de esta alza lo explica el aumento de precio de los combustibles, así como por una mayor demanda interna", indica el análisis.
Agrega que "es de observar y tomar medidas, porque la inflación tenderá a subir aún más por el aumento del salario mínimo" del 20 % que se aplicará en septiembre próximo. EFE
hs/sa/smt