España invertirá millones en su industria automotriz

MADRID (AP) — El gobierno español invertirá 4.300 millones de euros (5.100 millones de dólares) de su participación en los fondos europeos para recuperarse de la pandemia para renovar su industria automotriz y orientarla hacia la fabricación de vehículos eléctricos y sus componentes.

El presidente del gobierno Pedro Sánchez anunció el lunes que la inversión será “una verdadera revolución” para la economía española, aportando un estimado de 19.000 millones de euros (22.500 millones de dólares) en inversión privada adicional.

El gobierno de coalición de izquierda quiere inyectar el dinero en todos los segmentos de la cadena de fabricación de automóviles, desde la extracción de litio hasta las líneas de ensamblaje de celdas de baterías eléctricas, dijo el gobernante socialista.

“Por sí solo, el funcionamiento espontáneo del mercado no va a lograr la puesta en marcha de un modelo que integra tantos sectores de distintas disciplinas”, declaró Sánchez.

El presidente habló en un evento para presentar el primero de siete planes para transformar las industrias de España con los 140.000 millones de euros (166.000 millones de dólares) que se espera que el país reciba durante los próximos seis años del mecanismo europeo de recuperación llamado NextGenerationEU.

Sánchez agregó que es necesario tener “un Estado emprendedor en una estrecha alianza con los actores implicados en aquellos sectores que van a ser los protagonistas de esta gran modernización”, señalando que el gobierno nombrará a un líder de la industria para liderar los esfuerzos conjuntos privados y públicos.

El consejo de ministros tiene previsto aprobar el plan para el sector automotriz en su reunión semanal del martes. Las empresas podrán solicitar financiamiento inmediatamente después y se espera que los primeros desembolsos lleguen en septiembre.

El plan tiene como objetivo aumentar la participación de la industria en el Producto Interno Bruto español del 10% actual al 15% para 2030 y agregar nuevos puestos de trabajo en una industria que vincula a 2 millones de trabajadores. Esto impactará a empresas de otros sectores más allá de las automotrices o sus proveedores, dijo Sánchez, incluidas las empresas de minería, telecomunicaciones y energía.

El presidente también dijo que el país invertirá 1.000 millones de euros para estimular la venta de vehículos eléctricos y la misma suma se destinará a instalar nuevos puntos de enchufes eléctricos públicos porque el país solo tiene unos pocos.