Socialdemócrata Stefan Löfven reinvestido por Parlamento como primer ministro sueco

El renunciante primer ministro sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven, fue reinvestido este miércoles como jefe de gobierno por el Parlamento, poniendo fin a la crisis política que sacudió el país las últimas tres semanas.

Su candidatura fue aprobada al no haber una mayoría absoluta en contra suya: 173 diputados sobre 349 votaron desfavorablemente, por debajo de los 175 que hubieran sido necesarios para bloquear su elección.

Löfven solamente contó con 116 votos a favor, y 60 abstenciones, pero este resultado no le impide retomar el cargo que tuvo que abandonar el 21 de junio, tras una moción de censura.

El líder socialdemócrata, en el poder desde 2014, volvió a confirmar su carácter de sobreviviente en la política sueca, o "gato con nueve vidas", como lo ha rebautizado la prensa en los últimos días.

Este escenario de reconducción fue alcanzado luego que el Partido de la Izquierda (excomunista), en el origen de esta crisis, y el Partido del Centro, clave en la formación de una mayoría, resolvieron no votar contra Löfven.

Este resultado evita además convocar nuevas elecciones.

La crisis estalló a causa de un proyecto de liberalización de los alquileres que empujó al Partido de Izquierda, hasta entonces un apoyo ocasional del gobierno, a votar la moción de censura junto a la derecha y la extrema derecha.

El primer ministro, un exsindicalista siderúrgico, corre de todas formas el riesgo de enfrentar una nueva crisis en otoño cuando el parlamento deba votar el presupuesto.

map/nzg/sg/mar-dbh/age/mb