Polvo de hornear o papel de diario, contra el mal olor de la basura

ILUSTRACIÓN - Desechos frutales, como estos arándanos, fermentan muy rápio con el calor del verano, despidiendo olores más desagradables de lo usual en la basura. Foto: Christin Klose/dpa-/dpa
ILUSTRACIÓN - Desechos frutales, como estos arándanos, fermentan muy rápio con el calor del verano, despidiendo olores más desagradables de lo usual en la basura. Foto: Christin Klose/dpa-/dpa

En verano, la basura empieza a oler mal mucho antes. ¡Y con un olor más intenso! Eso se debe a que con las altas temperaturas y la llegada más directa de los rayos del sol, las bacterias y los hongos se sienten especialmente bien. El proceso de fermentación de los residuos acumulados se acelera y los gases de descomposición generan un aroma desagradable.

Pero, según los expertos, hay medidas que se pueden tomar. Aconsejan, por ejemplo, lavar más seguido el cubo de basura y esparcir polvo de hornear o bicarbonato de sodio en su base, dejar que se impregne y luego volver a enjuagar. Otra opción es lavar el cubo con vinagre. Las tres sustancias neutralizan los malos olores.

Como alternativa se puede colocar carbón vegetal o granos de café en el fondo del contenedor y dejarlos allí durante un tiempo largo. También el café molido absorbe los olores en la basura.

Papel de diario absorbe la humedad

En la eliminación de basura orgánica en contenedores uno debería prestar especial atención a reducir la humedad. Porque así se pueden prevenir olores desagradables, pero también moscas y moho.

Por eso se recomienda colocar papel de diario en el fondo del cubo de la basura orgánica o, en el caso de los residuos orgánicos más húmedos, envolverlos directamente en papel de diario o papel de cocina.

Y lo mejor es siempre proteger todos los cubos de basura de los rayos directos del sol. Es mejor que estén siempre en la sombra.

dpa