Presidente México, reticente ante avance de cannabis legal

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Aunque el debate para la legalización de la marihuana en México se impulsó con la llegada al poder del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018, el mandatario se mostró el martes reticente ante los avances que se han dado en el país hacia ese objetivo.

El gobernante expresó dudas sobre si será positiva para la sociedad la decisión tomada la víspera por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que eliminó, por inconstitucional, la prohibición del uso de la marihuana con fines lúdicos y que dejó en manos de la Secretaría de Salud la emisión de permisos para el autoconsumo de cannabis con fines recreativos.

Dijo que respetará la resolución judicial pero también indicó que el gobierno analizará los efectos “en la práctica” de ese pronunciamiento y “si vemos que en vez de ayudar perjudica, pues, plantearíamos nosotros un cambio, enviaría, de acuerdo a mis facultades, una iniciativa de ley”.

López Obrador también se mostró en contra de tener un mercado legal de esa droga, parte clave de la propuesta de ley aprobada por la Cámara de Diputados y que está estancada desde marzo en el Senado.

El mandatario no se refirió en ningún momento a esa iniciativa presentada por su propio partido aunque sin consenso interno, y sugirió que el tema podría ser objeto de una consulta popular. Reconoció, además, que tampoco hay acuerdo en el seno del ejecutivo aunque el gabinete de seguridad debatió el asunto.

“No hubo consenso porque hay dos visiones, como en el país (y) se decidió no intervenir”, dijo en su conferencia diaria matutina. Aclaró que sus peticiones sobre el tema son claras: que no se dañe la salud, que una eventual regularización del uso de la marihuana signifique una disminución de la violencia, que se respete la libertad de los ciudadanos y que no se permita el negocio.

“Hay muchos que están pensando en el negocio y que plantean que con esto se van a obtener impuestos(...) eso hasta me molesta", señaló. "No se puede traficar con la salud del pueblo. Es inmoral”.

El presidente dijo que había que esperar a que la Corte resolviera sobre el tema pero el alto tribunal concedió el primer amparo a favor del consumo de cannabis con fines recreativos en 2015 y lleva desde 2019 exigiendo al Congreso que legisle.

La actual decisión judicial actual no implica que el cannabis ya sea legal. Lo que cambia es que cualquier adulto podrá pedir un permiso para consumirlo con fines recreativos en lugar de tener que litigar a través de juicios de amparo.

México autorizó el uso medicinal de la marihuana en 2017.