Iglesia católica de Polonia recibe cientos de demandas por abusos sexuales

La Iglesia católica de Polonia desveló que desde 2018 ha recibido más de 350 nuevas demandas relativas a presuntos abusos sexuales a menores cometidos por clérigos.

El informe sale a la luz en un momento complicado para la influyente iglesia polaca por una serie de notables escándalos de abusos y encubrimientos, una cuestión tabú hasta hace poco en este devoto país.

"Lo que es sorprendente (...) es el hecho de que haya habido una ola de revelaciones desde el último informe", dijo Adam Zak, un cura jesuita y coordinador de la protección del menor en el obispado polaco.

"Con certeza, todavía hay muchos casos escondidos que probablemente continuarán saliendo", dijo en una presentación en línea de estos datos.

Desde julio de 2018 hasta finales de 2020, la Iglesia polaca recibió denuncias de 368 casos de abusos sexuales, cometidos desde 1958 hasta el último año. La mitad de las víctimas eran menores de 15 años, la edad de consentimiento en Polonia.

Un 39% de las acusaciones estaban sustanciadas, un 51% están bajo investigación todavía y un 10% fueron rechazadas por no ser creíbles, según la institución.

Adam Zak aseguró que el número de casos recientes "no era en absoluto pequeño".

Este informe es la continuación de otro que notificó casi 400 casos de abusos de menores en el clero de Polonia entre 1990 y 2018.

En años recientes han estallado una larga serie de escándalos de abuso sexual en el seno de la Iglesia polaca, especialmente tras la emisión de un documental viral en 2019 llamado "No lo digas a nadie".

El Vaticano ha sancionado en el último año a cuatro obispos polacos y ha anunciado la resignación de otros dos por encubrir casos de pedofilia.

También aceptó la renuncia de un arzobispo acusado de acosar a otros curas y mirar hacia otro lado ante casos de abusos y está investigando a un influyente ayudante del papa polaco Juan Pablo II, el cardenal Stanislaw Dziwisz, por acusaciones similares.

amj/dt/dbh/mb