El Congreso de EEUU aprueba un día feriado para conmemorar el fin de la esclavitud

En un raro momento de unidad, republicanos y demócratas aprobaron el miércoles en el Congreso de Estados Unidos la creación de un nuevo día feriado federal, el 19 de junio, para conmemorar la emancipación de los últimos esclavos en Texas en 1865.

El presidente estadounidense, Joe Biden, aún tiene que firmar la ley, pero no hay duda de su apoyo.

"Este día representa la libertad", dijo la demócrata de la Cámara de Representantes Sheila Jackson Lee, una de las legisladoras que presentó el proyecto de ley para convertir el "Juneteenth" --contracción de junio y 19 en inglés-- en una fiesta nacional.

La Cámara de Representantes aprobó la ley por 415 votos a favor y 14 en contra, con el apoyo de los líderes demócratas y republicanos.

El día anterior se había aprobado por unanimidad en el Senado.  Frente a una vieja foto de un hombre negro con la espalda lacerada, Sheila Jackson Lee, una congresista afroamericana, habló en el hemiciclo sobre el "largo viaje" hasta esta votación.

"Pero aquí estamos hoy, libres de votar por Juneteenth como fiesta nacional de la independencia, un feriado federal para Estados Unidos", dijo.

"Reconocer y aprender de los errores del pasado es esencial para avanzar", escribió el senador republicano John Cornyn, que había impulsado el proyecto de ley con ella.

Ambos congresistas representan a Texas en el Congreso. Fue en este vasto estado sureño donde los últimos esclavos se enteraron el 19 de junio de 1865 de que ya eran libres.

El presidente Abraham Lincoln había liberado a los esclavos de su esclavitud dos años y medio antes, firmando la Proclamación de Emancipación el 1 de enero de 1863. Pero durante la Guerra Civil estadounidense (1861-1865), la esclavitud continuó en los estados confederados del Sur.

El líder del ejército confederado Robert Lee firmó su rendición el 9 de abril de 1865. Y la noticia tardó más de dos meses en llegar a la pequeña ciudad texana de Galveston el 19 de junio.

El "Juneteenth" ya era feriado en algunos estados del país, entre ellos Texas, pero hasta ahora no había sido marcado por una fecha federal.

Los llamamientos para que fuera un día feriado aumentaron tras el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano asesinado por un policía blanco el 25 de mayo de 2020.

La fecha del 19 de junio "nos recuerda una historia empañada por la brutalidad y la injusticia, y nos recuerda la responsabilidad que tenemos de construir un futuro de progreso para todos que honre el ideal de igualdad de Estados Unidos", dijo la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

bur-elc/iba/gma/lda