¿Qué herramientas son realmente necesarias en el hogar?

Ein roter Werkzeugkasten mit Schraubenschluesseln und Aufsaetzen, aufgenommen am 06.09.2015 in Muenchen. Foto: Lukas Barth
Ein roter Werkzeugkasten mit Schraubenschluesseln und Aufsaetzen, aufgenommen am 06.09.2015 in Muenchen. Foto: Lukas Barth

Quien no es de reparar muchas cosas en casa, no necesitará probablemente muchas herramientas. Un cortaplumas o navaja suiza que venga con sacacorchos y otras herramientas, como un serrucho, una pinza de punta o alicate puntiagudo, un destornillador plano y uno hexagonal, será suficiente.

"Estos cortaplumas funcionan sorprendentemente bien. Es fascinante todo lo que se puede hacer con ellos. Y por supuesto también son prácticos cuando se está de viaje", dice el alemán Peter Baruschke, quien edita una revista sobre bricolaje y somete a prueba varias herramientas.

Pero a más tardar cuando se quiere colgar un cuadro se hacen necesarias otras herramientas: un buen martillo no debería faltar en casa.

Tijera, lápiz y una lámpara, parte del equipamiento básico

Otros elementos útiles son un aceite en aerosol, un lápiz de carpintero, un cúter, unas tijeras afiladas y una buena sierra Puk. "Preferiblemente con cuchillas intercambiables para trabajar la madera y el metal", afirma Michael Pommer, de la academia alemana de manualidades y bricolaje DIY.

También es práctico contar con una lámpara cuando hay que arreglar algo en rincones un poco oscuros. "Lo mejor es conseguir una de esas linternas que se ajustan a la frente, de modo de poder tener las manos libres", señala Baruschke.

Pommer aconseja: "Lo ideal es comprar una lámpara con baterías recargables. Si bien cuestan algo más, después no hay que comprar baterías. A largo plazo rinde más". 

¿Destornillador eléctrico o mejor destornillar a mano?

Para Pommer, el destornillador eléctrico es imprescindible. Si funciona con una batería, se lo puede usar incluso independientemente de que haya un enchufe cerca. 

Baruschke, en cambio, considera más ventajoso usar herramientas comunes: "De esa forma es más fácil percibir cuánto más tengo que ajustar un tornillo y es menos probable que le de una vuelta de más y lo rompa", afirma.

Tanto si se trata de un destornillador eléctrico como de una herramienta manual, hay que adquirir un buen juego de puntas: "Si el portador de las puntas es magnético, ayuda a sujetar mejor los tornillos", dice Pommer. Siempre y cuando los tornillos no sean de acero inoxidable.

Muchas veces vale la pena invertir un poco más en unas buenas herramientas. "Los metros plegables se reparten a veces como regalo promocional, pero es importante que sea uno bueno. Con unas pequeñas modificaciones, se puede usar incluso como transportador o goniómetro", explica Pommer.

También son útiles un nivel y una cinta métrica de acero flexible. "Los buenos instrumentos de medición digitales combinan las dos funciones", añade.

Alicates y llaves inglesas

En el caso de los alicates, depende de para qué se necesiten y con cuánta frecuencia se los usará. Para desenroscar tuercas también se pueden utilizar alicates extensibles o pinzas pico de loro. "El único problema es que es mucho más fácil que se resbale que con una llave inglesa", advierte Baruschke.

Agrega que, si se quiere reparar una bicicleta, conviene contar con un kit de llaves inglesas. "Sobre todo porque no se puede llegar muy bien a muchas partes de una bicicleta con los alicates de pico de loro", afirma.

Por otra parte, considera que se puede prescindir más bien de los alicates universales, que agarran y cortan a la vez. "Prefiero comprar una pinza de punta, con la que también se pueden agarrar piezas más pequeñas", precisa Baruschke.

Muchas veces, las alternativas ayudan a ahorrar espacio y dinero. En lugar de comprar un juego con mil limas, por ejemplo, se puede comprar papel de lija. "Se recomienda un papel de lija grueso de grano 60 y uno fino de grano 120. Con eso se pueden hacer bastantes cosas", dice.

Soluciones integrales para personas cómodas

Quien aún no cuenta con herramientas en casa y se siente inseguro acerca de qué necesita puede simplificarse la vida. "Los principiantes se pueden comprar cajas de herramientas ya listas. Por lo general, suelen contar con todo lo que se necesita para hacer reparaciones. Y muchas veces, comprar un set completo es más barato que comprar las herramientas por separado", explica Baruschke.

La desventaja es que es difícil para los compradores determinar qué herramientas, y de qué calidad, hay en ellos. "Además, en estos sets suele haber herramientas que se usan poco o casi nunca", aduce.

"También hay que tener en cuenta que muchas cosas se pueden pedir prestadas o alquilar", advierte Pommer. En los mercados de materiales de construcción o grandes ferreterías se pueden alquilar herramientas como taladros y pulidoras de parquet.

dpa