Argentina y Chile reeditan un clásico de Copa América

RÍO DE JANEIRO (AP) — Argentina y Chile no se aburren de verse. Ya es un clásico.

Apenas 11 días después de un empate 1-1 en Buenos Aires por las eliminatorias a la Copa Mundial, los dos rivales del Cono Sur ahora se cruzan en su primer duelo de la Copa América.

“Sabemos que va a ser muy difícil, que volvemos a jugar contra Chile, que ya nos conocemos muchísimo, que el otro día nos enfrentamos a ellos y sabemos del rival duro que nos vamos a encontrar”, advirtió Lionel Messi durante la videoconferencia previa al encuentro, en la que aprovechó para dejar claro que sigue abrigando la esperanza de coronarse con la Albiceleste.

La Copa América parece la penúltima oportunidad de que Messi consiga al fin un cetro relevante con su selección, la frutilla de su deslumbrante carrera con el Barcelona.

“Yo siempre voy a estar y pelear por mi sueño que es ganar un título con la selección Argentina”, dijo Messi. “Estuve cerca muchas veces pero seguiré intentándolo mientras pueda. Tuve la suerte de ganar todo a nivel clubes y sería lindo repetirlo en Argentina”.

Será el 29no cruce en Copa América entre las dos selecciones, que se enfrentaron dentro del torneo por primera ocasión en 1916. En la edición pasada de 2019 disputaron el duelo por el tercer lugar, ganado 2-1 por Argentina, pero recordado por la expulsión de Messi por su encontronazo con Gary Medel.

Y en el antecedente destacan también las finales que la Roja ganó en las ediciones de 2015 en casa, y 2016, la edición del centenario realizada en Estados Unidos.

El encuentro más reciente en Santiago del Estero marcó el primer partido de Martín Lasarte al frente de la Roja, cuyas riendas tomó en febrero luego que Reinaldo Rueda decidió dirigir a su natal Colombia.

“Tuvimos la oportunidad de enfrentarnos hace poco, nos conocemos bien... Va a ser un partido complicado, es el debut, pero sabemos que es muy importante arrancar de la mejor manera”, dijo el mediocampista argentino Giovani Lo Celso.

El empate pareció una victoria para el conjunto chileno, que lució superior en pasajes esporádicos y sobrevivió a oportunidades en las que Messi estuvo a nada de marcar, luego de que había convertido un penal en los albores del duelo. Cinco días después, la Roja firmó en cambio una igualdad con sabor a derrota en casa, 0-0 frente a Bolivia.

“Quizás hubiera sido mejor perder con Argentina y ganar hoy”, lamentó Lasarte. “El fútbol tiene esas cosas. No nos queda otra que seguir trabajando”.

La Copa América luce como esa oportunidad de trabajo, pero Chile ha sufrido un duro golpe al perder al delantero y goleador histórico Alexis Sánchez, autor del gol en la eliminatoria ante Argentina y quien se perderá al menos la fase de grupos por una lesión muscular en una pantorrilla.

Previo al viaje a Brasil, el uruguayo Lasarte probó un 4-4-2, en el que César Pinares sería el sustituto de Alexis. Pinares, del Gremio de Porto Alegre, jugaría como enlace. Arturo Vidal, recuperado de COVID-19, iniciaría en el mediocampo. Eduardo Vargas y Jean Meneses conformarían la dupla de atacantes.

Tras el empate ante Chile, Argentina dilapidó una ventaja de dos tantos en Barranquilla para empatar 2-2 ante Colombia. Scaloni necesita hacer modificaciones en su defensa.

Cristian Romero, de buen desempeño en la última fecha doble de las eliminatorias, padece una sobrecarga muscular y está descartado para el debut en Brasil. Lucas Martínez Quarta y Germán Pezzella asoman como sustitutos potenciales.

“Lo más importante es seguir afianzando nuestra idea, seguir mejorando las cosas que no venimos haciendo del todo bien y, obviamente, las cosas que venimos haciendo mejor, seguir afianzándolas”, comentó Lo Celso.

También resta por definir un lateral izquierdo, entre Nicolás Tagliafico y Marcos Acuña, quienes se alternaron la titularidad en las eliminatorias.

El resto quedaría intacto, con Emiliano Martínez nuevamente en el arco, repuesto del golpe que le provocó un desmayo ante Colombia.

Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso formarían un bloque de tres en el mediocampo, mientras que Messi, Nicolás González y Lautaro Martínez irían en la delantera.

El partido en el Estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro abrirá la actividad del Grupo A, que completan Paraguay, Bolivia y Uruguay.

“Como sabemos, todos los equipos de Sudamérica y todos los partidos son muy difíciles", consideró Lo Celso. "Está todo muy equilibrado, es todo muy competitivo y sabemos que no hay partidos fáciles. Va a ser un grupo muy difícil pero hay que ir partido a partido”.