Lewandowski y su deuda con Polonia en la Euro 2020

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — La jerarquía de Robert Lewandowski como uno de los goleadores más explosivos a nivel de clubes no se pone en duda tras una temporada de récords con el Bayern Múnich.

Con 66 goles en 119 partidos con Polonia, su rango cuando se pone la camiseta de la selección también es admirable.

Pero hay una excepción.

Lewandowski nunca se ha destacado en un torneo internacional. De hecho, con apenas dos goles en 11 partidos en la Copa del Mundo o un Campeonato Europeo, se argumenta que el delantero se ha quedado a deber con Polonia en las grandes citas.

Quizás ello cambié en la Euro 2020, y el lunes tendrá un adversario ideal para desatarse.

El debut de Polonia en el Grupo E del torneo continental será contra Eslovaquia, un conjunto que da la sensación de ir en retroceso tras bautizarse con participaciones tanto en el Mundial como la Eurocopa desde 2010.

Es exactamente el tipo de equipo con el que Lewandowski debería cebarse para apuntalar su cuota goleadora en los torneos de selecciones. Tiene 32 años de edad, por lo que le quedaría una oportunidad más. Y ahora mismo se encuentra en un nivel óptimo.

Acaba de romper el récord de la Bundesliga — de 49 años de vigencia — con más goles en una temporada, al firmar 41 en 29 partidos con el Bayern. Figura tercero en la tabla histórica de la Liga de Campeones, sólo por detrás de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Ha rebasado la cifa de 500 tantos a nivel de clubes.

Desde luego, Polonia no es el Bayern Múnich. Lewandowski no cuenta con los mismos socios de juego que su club alemán, lo cual explica que no pueda marcar con la misma eficacia al representar a la selección.

Y Polonia dependerá más que nunca en Lewandowski, dado que los delanteros Krzysztof Piatek y Arkadiusz Milik fueron descartados de esta Euro por lesiones.

Como resultado, Piotr Zielinski, volante del Napoli, asoma como el acompañante de Lewandowski, pero quizá jugando más retrasado para una función de enganche.

Eslovaquia también tiene un referente, pero Marek Hamsik es la sombra de lo que era. El habilidoso enlace cumplirá 34 años en julio y ha desaparecido del mapa las últimas dos temporadas, luego que cerró un ciclo de 11 años con Napoli en 2019 para fichar con el club chino Dalian.

Firmó con el club sueco FK Gotemburgo con el fin de sumar minutos previo a la Euro, pero las lesiones trastocaron su plan.

Esta será la tercera presentación de Eslovaquia en un gran torneo desde que se declaró independiente en 1993 y este grupo se daría por satisfecho con repetir lo que hicieron sus predecesores al sortear la fase de grupos.

Fue lo que hicieron en el Mundial de 2010 — con una memorable victoria 3-2 frente a Italia — y en la Euro 2016. Hamsik anotó goles fundamentales en la fase de grupos de ambas citas, y Eslovaquia acabó despidiéndose en los octavos de final.