JPMorgan revisaría mensajes enviados vía teléfonos personales

(Bloomberg) -- Es un secreto a voces que muchos de Wall Street se han tomando ciertas libertades prohibidas durante esta época de trabajo desde casa. ¿Cuáles? Por ejemplo, enviar mensajes de texto a colegas y clientes en teléfonos inteligentes sin ataduras a los sistemas de vigilancia del lugar de trabajo. Ahora, algunos de ellos están entrando en pánico.

JPMorgan Chase & Co. —que suele crear estándares para la industria— ordenó a operadores, banqueros, asesores financieros e incluso a algunos empleados de sucursales que examinen años de mensajes de texto en dispositivos personales y separen aquellos relacionados con el trabajo, según personas con conocimiento de la situación.

Un aviso interno reciente visto por Bloomberg ordena a los destinatarios no solo revisar sus mensajes estándar, sino también de plataformas como WeChat y WhatsApp, desde principios de 2018, y luego guardar los relacionados con el trabajo hasta que el departamento legal de la compañía indique lo contrario. Señala que el incumplimiento podría tener “consecuencias” por violar el código de conducta de la empresa.

JPMorgan declinó hacer comentarios.

Desde el momento en que la pandemia obligó a la mayoría de Wall Street a comenzar a trabajar fuera de las paredes de la oficina en 2020, han surgido preguntas sobre como las firmas de valores cumplirían con las estrictas regulaciones de Estados Unidos para mantener grabaciones de las llamadas de los empleados y las comunicaciones escritas durante años. La unidad de inspecciones de la Comisión de Bolsa y Valores incluso emitió una alerta para toda la industria, instando a las empresas a considerar mejorar los procedimientos con tantos empleados fuera del sitio de trabajo.

Varios bancos principales enviaron equipos a casa para personal clave y así monitorear su trabajo. Algunas empresas también han invertido mucho en mejorar los sistemas de vigilancia. El paso reciente de JPMorgan es parte de ese impulso más amplio.

Ha habido innumerables advertencias para su fuerza laboral. A principios del año pasado, JPMorgan puso en licencia a un operador mientras revisaba si había violado las políticas al usar chats grupales de WhatsApp con sus colegas, informó Bloomberg en ese momento. El banco después lo despidió y eliminó las bonificaciones para más de una docena de personas. Haciendo memoria, algunos empleados de JPMorgan reconocen en privado que el banco les recordó a medida que avanzaba la pandemia que debían abstenerse de usar dispositivos personales para mensajes comerciales.

Pero si lo hacían de todos modos, estaban en buena compañía. Muchos en Wall Street rápidamente adoptaron el hábito de comunicarse por teléfonos personales, ya sea por la conveniencia o la tentación de comentar más abiertamente en canales privados mientras se encuentran fuera de la oficina. Para algunos empleados, enviar mensajes de texto se convirtió en un sustituto del intercambio normal de mensajes que se habría producido de manera presencial en las oficinas, especialmente cuando alguien necesitaba una forma rápida de comunicarse con sus colegas sobre un asunto urgente.

Un lado positivo para los que ahora están preocupados: JPMorgan no suele dar el paso más engorroso de leer los mensajes a menos que haya una razón para hacerlo, según una persona con conocimiento del proceso.

Nota Original:JPMorgan Staff Irked Over Order to Save Texts on Personal Phones

More stories like this are available on bloomberg.com

©2021 Bloomberg L.P.