Congreso de El Salvador avanza sobre instituciones autónomas

SAN SALVADOR (AP) — La Asamblea Legislativa de El Salvador, controlada por el partido del presidente Nayib Bukele, reformó el viernes la ley orgánica de las instituciones autónomas para remover a los representantes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

El objetivo, según los legisladores, es “democratizar” la participación de todas las gremiales de empresarios.

“He enviado 23 iniciativas a la Asamblea Legislativa para remover a la ANEP de las directivas de las autónomas y ponerlas al servicio de la gente. No más bloqueos al desarrollo del país”, dijo Bukele en su cuenta oficial de Twitter.

Según Bukele, al limitar el control de la ANEP en las instituciones autónomas se inicia un proceso para poner fin a “los poderes fácticos que con su aparato ideológico han gobernado desde atrás siempre y siguen intentando dominar nuestro país”.

Con esta decisión de los diputados del partido oficialista Nuevas Ideas y sus aliados se sigue sacando de sus puestos a funcionarios que no comulgan con las políticas del presidente.

Como había anticipado cuando la nueva Asamblea tomó posesión el 1 de mayo, removió a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional con los respectivos suplentes y designó de inmediato a sus reemplazantes y destituyó al Fiscal General.

Según la reforma aprobada por la mayoría de los 84 diputados del Congreso unicameral, a diferencia de la ley que durante décadas rigió la elección de los representantes de la empresa privada en las juntas directivas de las instituciones, ahora podrán participar diversos sectores del ámbito privado, independientemente de su vinculación con determinadas gremiales de empresariales.

La ANEP emitió un pronunciamiento público en el que rechazó la reforma y aseguró que "abre el camino a la corrupción en las autónomas” que manejan más de 2.000 millones de dólares.

“Han sustituido burdamente la voz y representación del sector privado independiente, critico y vigilante, por voces complacientes, sumisas y clientelares”, agregó.

La ANEP aseguró que Bukele busca evadir la contraloría y rendición de cuentas como lo intentaron otros gobiernos en el pasado. En 2012, por iniciativa del entonces presidente y ahora prófugo de la justicia Mauricio Funes (2009-2014), se separó temporalmente de sus cargos a los representantes del sector privado para que el Órgano Ejecutivo desviara 350 millones de dólares de las arcas del Estado.

La ANEP señaló que sus representantes han acompañado varios planes, inversiones y políticas públicas que benefician a la población como el Surf City, un proyecto turístico impulsado por el gobierno de Bukele, así como el uso del Fondo de Conservación Vial de El Salvador para el mantenimiento de la red vial del país en los últimos 20 años.

Las instituciones autónomas son entidades de derecho público creadas por ley con personalidad jurídica y patrimonio propios, independientes del gobierno central, pero sujetas en múltiples aspectos a su autoridad, dirección y orientación. Funcionan con presupuesto del Estado y los representantes de la empresa privada que reciben un salario tienen voz y voto en la toma de decisiones.

Una de las instituciones autónomas intervenidas por la decisión del Congreso es la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, responsable distribuir agua y tratar las aguas residuales en el territorio salvadoreño. También la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, que administra los aeropuertos y puertos marítimos del país.