Sin Cavani, Uruguay recibe a Paraguay en duelo de zona media

MONTEVIDEO (AP) — Uruguay no le encuentra justificación a tener que disputar una doble fecha de las eliminatorias de la Copa Mundial y seguido una Copa América en las actuales circunstancias, con un repunte de casos de coronavirus en la región.

“Me llama la atención que se confirme la realización de la Copa América. Hay que darle prioridad a la salud del ser humano”, se quejó Luis Suárez, el goleador histórico de la Celeste.

Pero hay que jugar y es lo que harán el jueves al recibir a Paraguay en el estadio Centenario, un duelo que enfrenta a dos equipos colgados a mitad de tabla dentro de la carrera sudamericana hacia Qatar 2022.

Después de cuatro partidos, paraguayos y uruguayos suman seis puntos. La Albirroja ocupa la cuarta plaza — que otorga pase directo al próximo Mundial — en virtud de una mejor diferencia de goles que la Celeste.

Óscar Tabárez, el eterno técnico de Uruguay, enfrenta varios retos en un contexto particularmente complejo por el COVID-19.

“Todo lo que se diga en este momento está condicionado por el efecto de la pandemia”, sostuvo Tabárez. “No se puede hacer ninguna consideración sin eso, ha cambiado todo. Sin embargo, los futbolistas vienen muy mentalizados”.

Técnico de Uruguay durante 15 años, Tabárez debe decidir cómo suplir varias ausencias en la delantera, la más significativa la de Edinson Cavani, quien debe pagar dos fechas de suspensión por la roja que recibió en la derrota de Uruguay 2-0 ante Brasil en la fecha de noviembre.

“Por los años que llevamos sabemos los movimientos de cada uno sin mirarnos”, dijo Suárez sobre la baja del atacante del Manchester United.

Por lesiones o COVID, tampoco están disponibles los atacantes Darwin Núñez, Maxi Gómez y Christian Stuani.

En el mediocampo, Nahitan Nández también debe pagar una fecha por acumulación de amarillas, mientras que Giorgian de Arrascaeta, sostén de la creación de juego, dio positivo por coronavirus.

Las ausencias le abren la puerta de la titularidad a Jonathan Rodríguez, quien convirtió el tanto decisivo para que Cruz Azul se coronase en el torneo Clausura mexicano el último fin de semana.

Lo bueno para la Celeste es el gran momento que atraviesa Suárez tras conquistar el título de la Liga española con el Atlético de Madrid. El “Pistolero” firmó goles decisivos para saldar victorias en las últimas dos jornadas y mantener a raya al Real Madrid.

“Vengo con muchísimas ganas luego de terminar el año como lo hice, con la satisfacción al máximo, disfrutando muchísimo el momento y feliz de volver a la selección”, dijo el histórico artillero de la selección a su arribo al Uruguay.

Por su parte, Cavani llegó a Uruguay luego de haberse ganado la titularidad en el United, con seis goles en cinco partidos en la Liga Europa y se prepara para la Copa América que empieza a mediados de junio.

“No tenemos voz ni voto ni peso en ciertas cosas, tenemos que poner la cara para darle una alegría a la gente que encerrada trata de cuidarse", dijo Cavani días atrás sobre la celebración del certamen continental en el actual contexto de crisis sanitaria.

Una novedad en Uruguay será el retorno del arquero Fernando Muslera luego de haberse perdido las primeras fechas de eliminatoria por una lesión en junio cuando se quebró tibia y peroné en un partido con su equipo Galatasaray de Turquía.

Uruguay es consciente de su poder colectivo y también de los puntos fuertes de Paraguay: buena recuperación del balón, habilidad para ir hacia adelante quebrando líneas y destreza con la pelota quieta.

“Tenemos que trabajar bien en lo táctico y ser ordenados”, advirtió el mediocampista Federico Valverde.

Paraguay no se fía por las bajas de Cavani y otros.

“La ausencia de Cavani puede ser cubierta con otro jugador para un 4-4-2 acompañando a Suárez o también puede entrar otro para jugar con tres delanteros como ya lo hizo Uruguay en partidos anteriores”, analizó Eduardo Berizzo, el técnico argentino de Paraguay.

"Mi idea de juego es controlar la posesión del balón y tener mayores ataques”, añadió.