Ecuador indemnizará a Perenco con al menos USD 374,4 millones

Ecuador indemnizará con al menos 374,4 millones de dólares a la petrolera anglofrancesa Perenco tras perder un litigio por el aumento de su participación en las ganancias adicionales por el aumento del precio del petróleo, informó este martes la secretaría de Comunicación de la presidencia.

"El Estado ecuatoriano respetará y honrará sus compromisos internacionales, a pesar de cualquier discrepancia jurídica que haya sido expresada en el proceso. Se mantendrá contacto con la compañía para encontrar alternativas de solución", señaló la cartera en un comunicado.

La indemnización, establecida por un tribunal arbitral del CIADI en el marco del Tratado Bilateral de Promoción y Protección de Inversiones entre Ecuador y Francia, es de unos 374,4 millones de dólares "más intereses", agregó el texto.

La petrolera precisó por su lado que el monto de la reparación asciende a 412 millones de dólares, según un comunicado en el que tildó al fallo de "victoria sustancial y definitiva".

El arbitraje se inició en abril de 2008 y Perenco exigía originalmente el pago de 1.420 millones de dólares.

El tribunal consideró que Ecuador "violó el Derecho Internacional Público en perjuicio de la petrolera Perenco" al incrementar de 50% a 99% la participación del país sudamericano en las ganancias extraordinarias generadas por el alza del precio del petróleo, según la secretaría de Comunicación.

Esa medida fue adoptada por el gobierno del expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017), quien arrinconó a las petroleras extranjeras al recortarles las ganancias y cambiarles el modelo para operar en la nación, beneficiando al Estado.

El fallo también estableció que Ecuador tiene derecho a ser indemnizado por los daños ambientales ocasionados por la empresa. De acuerdo con la Procuraduría (abogado del Estado) ecuatoriana, el monto asciende a unos 54 millones de dólares.

En 2017, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), adscrito al Banco Mundial (BM), también condenó a Quito a pagar una indemnización de 337 millones de dólares a la estadounidense Burlington, que explotaba dos bloques conjuntamente con Perenco.

Ambas compañías fueron acusadas por Quito en 2009 de abandonar sus operaciones en el país y en 2010 se declaró la caducidad de los contratos que les permitían extraer 21.365 barriles por día de crudo.

Burlington, filial de ConocoPhillips, demandó entonces al Estado ecuatoriano por 1.515,6 millones de dólares.

Ecuador ha sido llevado a cortes internacionales principalmente por empresas petroleras como las estadounidenses Chevron y Oxy. A esa última Quito debió pagar unos 1.000 millones de dólares como indemnización porque su contrato fue cancelado en 2006 por el gobierno ecuatoriano, aduciendo la venta ilegal de acciones.

pld/sp/yow