O.Próximo.- La UNRWA denuncia que los bombardeos en Gaza son "un castigo colectivo contrario al derecho internacional"


El PMA proporciona ayuda a 51.000 personas en el norte de Gaza con asistencia de emergencia en efectivo

MADRID 18 (EUROPA PRESS)

La agencia de la ONU para refugiados palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) ha denunciado los bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza, "donde el 70 por ciento de la población son refugiados palestinos, puede equivaler a "un castigo colectivo contrario al derecho internacional".

Este último bombardeo "se está llevando a cabo cuando el enclave costero sitiado entra en el decimocuarto año de bloqueo", ha precisado la agencia, que ha lamentado que "el bloqueo ha devastado vidas, infraestructura y economía al restringir el movimiento de personas y mercancías", una situación que "se ve agravada por los cierres y restricciones en el paso de Rafah entre Egipto e Israel".

Tal y como ha alertado a través de su Twitter, "las tasas de trastorno por estrés postraumático, especialmente entre los niños, son astronómicas", mientras que los ataques han dejado a la población "prácticamente sin recursos en medio de la pandemia de la COVID-19".

A medida que aumenta el número de víctimas y desplazados internos, "se les deja refugiarse en escuelas de la UNRWA, en mezquitas y otros lugares durante una pandemia mundial de COVID-19 con acceso limitado a agua, alimentos, higiene y servicios de salud", ha insistido la agencia.

En este sentido, la UNRWA ha hecho un llamamiento "a todas las partes para que respeten la inviolabilidad y neutralidad" de sus instalaciones "para garantizar la seguridad de todos los que se refugian allí".

AYUDA DE EMERGENCIA

En este contexto de escalada de la violencia y del aumento de las necesidades humanitarias, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha comenzado este lunes una campaña de ayuda de emergencia para apoyar a las familias del norte de Gaza.

La forma de ayuda es a través de dinero en efectivo, en medio de los temores por la escasez de existencias de alimentos y el aumento de los precios, que es "en este momento una de las necesidades más acuciantes para las personas que han perdido o huido de sus hogares es la alimentación", ha explicado el director del PMA en Palestina, Samer AbdelJaber.

"La forma más rápida y eficaz con la que podemos ayudar es con dinero en efectivo, mediante vales electrónicos", ha precisado, ya que "por ahora, hay alimentos y muchas tiendas locales siguen abiertas, incluyendo las que ya hemos contratado para canjear los vales electrónicos".

Aunque esta disponibilidad podría acabarse pronto, ya que los cierres de los pasos fronterizos con Israel podrían provocar una pronta escasez de suministros básicos, entre ellos alimentos, y también su aumento de precios.

Dos terceras partes de los más de dos millones de habitantes de Gaza ya sufrían inseguridad alimentaria antes de la actual escalada. Más de la mitad, el 53 por ciento, vive en la pobreza y el desempleo alcanza el 45 por ciento.

Según las últimas cifras de Naciones Unidas, más de 38.000 personas desplazadas están refugiadas en 48 escuelas gestionadas por la UNRWA, mientras que los combates han escuelas gestionadas por la UNRWA y más de 40 centros educativos han sufrido daños.

En este sentido, "la situación actual podría desencadenar una crisis que podría extenderse a toda la región", ha advertido directora regional del PMA para Oriente Medio y el Norte de África, Corinne Fleischer.