Operador espera reiniciar en días oleoducto hackeado en EEUU

WASHINGTON (AP) — Un importante oleoducto estadounidense afectado por un ciberataque podría reanudar operaciones a fines de esta semana, anunció el lunes la empresa.

Colonial Pipeline ofreció el lunes la actualización tras revelar que detuvo las operaciones debido a un ataque de ransomware que el FBI vinculó a una banda criminal.

El ataque de ransomware impactó severamente al ducto, que según la compañía entrega aproximadamente el 45% del combustible consumido en la costa este de Estados Unidos.

El suceso generó preocupaciones de que los suministros de gasolina, combustible para aviones y diésel podrían interrumpirse en partes de la región si la interrupción persiste. Por el momento no se ha reportado escasez de combustible.

Colonial Pipeline lleva gasolina y otros combustibles a 10 estados entre Texas y Nueva Jersey, según la compañía.

La empresa está en proceso de reiniciar partes de su red. El domingo informó que su ducto principal seguía sin operar y que algunos ductos más pequeños estaban funcionando. La compañía no ha dicho cuándo reiniciará el ducto por completo.

“La duración de la interrupción se está acercando a niveles críticos y si continúa así, podría haber un aumento en los precios de la gasolina y el diésel en la costa este”, dijo Debnil Chowdhury, director ejecutivo de la firma IHS Markit. La última vez que hubo una interrupción de esta magnitud fue en 2016, cuando los precios de la gasolina subieron de 15 a 20 centavos por galón, agregó el analista. Pero en aquel entonces el noreste tenía una capacidad de refinación local significativamente mayor, lo que intensificará cualquier impacto.

Mientras tanto, el FBI dijo el lunes que el ataque de ransomware fue llevado a cabo por una banda criminal conocida como DarkSide, que dice robar dinero a las corporaciones para dárselo a organizaciones caritativas.