Cinco reemplazos veganos para quienes no pueden comer queso

ILUSTRACIÓN - Para quienes siguen una dieta vegana o son alérgicos a los productos lácteos: el tofu natural fresco puede reemplazar al queso feta. Foto: Christin Klose/dpa
ILUSTRACIÓN - Para quienes siguen una dieta vegana o son alérgicos a los productos lácteos: el tofu natural fresco puede reemplazar al queso feta. Foto: Christin Klose/dpa

Puede que se pueda renunciar al queso cuando se come un pan, pero en algunos platos es casi irremplazable. Los veganos o aquellas personas que no pueden consumir productos lácteos por alergias pueden acudir sin embargo a las alternativas vegetales. Aquí presentamos algunos consejos para producir queso vegano en casa:

- Un fundido de levadura es ideal para la pizza, la lasaña, los gratinados y las cazuelas. Se prepara de forma similar a un roux. Para ello hay que derretir margarina en una olla, añadir harina y luego agua. Se pueden agregar copos de levadura, mostaza, sal y pimienta para condimentar. Con un poco de cúrcuma en polvo, el sustituto del queso se volverá amarillento.

- Para obtener unas bolitas similares a la mozarella, hay que remojar nueces de cajú por al menos dos horas o toda la noche en agua y luego pasarlas por la licuadora hasta que tengan consistencia cremosa. A este puré hay que añadir yogur de soja, algo de sal, jugo de limón y almidón de tapioca. Con un poco de agar-agar, un gelificador hecho a base de algas, es posible endurecer la mezcla.

- Con almendras peladas es posible producir una especie de queso fresco. Hay que hervirlas algunos minutos en agua caliente y hacer un puré con algo de jugo de limón, leche de almendras, aceite de colza y copos de levadura. Condimentar con sal y pimienta y guardar en un frasco de vidrio bien cerrado en refrigerador.

- Las almendras también permiten producir un reemplazo de queso parmesano. Para ello hay que picarlas y tostarlas en la sartén. Luego hay que pasarlas por licuadora con pan rallado y copos de levadura y condimentar con sal y pimienta.

- El tofu permite obtener un reemplazo del queso feta. Para ello hay que secarlo y cortarlo en dados gruesos. Para la marinada, hay que mezclar aceite de oliva con hierbas mediterráneas como orégano, tomillo y albahaca y añadir ajo, zumo de limón, sal y pimienta. Quien lo prefiera más condimentado puede agregar copos de levadura, pasta de miso, un chorrito de salsa de soja o chile. Colocar en un frasco de vidrio y dejar macerar bien cerrado de uno a tres días.

dpa