Cómo conducir un cuatriciclo con seguridad

Der Doppelweltmeister der Nordischen Kombination, Ronny Ackermann, absolviert am Samstag (30.09.2006) in Mattstedt bei Apolda ein Sicherheitstraining für das Fahren auf einem Quad, vorn Suzuki-Teamrider Katja Poensgen. Foto: Martin Schutt dpa/lth +++(c) dpa - Report+++
Der Doppelweltmeister der Nordischen Kombination, Ronny Ackermann, absolviert am Samstag (30.09.2006) in Mattstedt bei Apolda ein Sicherheitstraining für das Fahren auf einem Quad, vorn Suzuki-Teamrider Katja Poensgen. Foto: Martin Schutt dpa/lth +++(c) dpa - Report+++

Los cuatriciclos, o "quads", tienen un aspecto atractivo y son increíblemente dinámicos al conducir. Sin embargo, a veces también pueden ser bastante peligrosos. 

Originalmente, estos vehículos de cuatro ruedas fueron diseñados para su uso fuera de la carretera y como vehículo de trabajo. Quien quiera conducirlos en el asfalto, debe ser consciente de sus delicadas características y tener en cuenta algunos consejos.

Según el automóvil club alemán ADAC, el término "quad" deriva de la palabra inglesa "quadruplet" ("cuádruple") y se refiere a los vehículos deportivos destinados a circular por pistas y circuitos. 

Los cuatriciclos llamados ATV ("All Terrain Vehicle") suelen ser vehículos de trabajo con tracción en las cuatro ruedas, por ejemplo, para operaciones forestales. 

Estos vehículos de cuatro ruedas se parecen un poco a dos motocicletas todoterreno montadas una al lado de la otra. Sin embargo, el conductor va sentado a horcajadas en el centro y las ruedas, relativamente pequeñas, suelen tener neumáticos con tacos tipo globo.

Los modelos ligeros de menor potencia pueden conducirse a partir de los 16 años con el carnet de la categoría AM. Sin embargo, los quads no se consideran motocicletas, aunque muchos de sus mandos, como el manillar, la palanca de cambios de pie y el freno de mano, podrían sugerir que lo son. 

Para conducir quads y ATV más potentes se requiere un permiso de la clase B y una edad mínima de 18 años.

Las cuatrimotos se conducen de manera muy diferente a una motocicleta y, por supuesto, a un automóvil. "Esa es exactamente la dificultad para alguien que conduce un quad por primera vez", asevera André Lang, experto del instituto alemán ifz de seguridad con vehículos de dos ruedas. 

"Debido a la gran distancia al suelo, los quads también tienen un centro de gravedad alto", afirma Lang. A esto se le añade el hecho de que, debido al estrecho ancho de vía, los cuatriciclos tienden a volcar más en las curvas que otros vehículos.

La conducción requiere la intervención y pericia del conductor, a lo que normalmente no se está acostumbrado en un coche. "En las curvas se debe inclinar el cuerpo hacia el interior de las mismas para ejercer de contrapeso", explica Lang. 

Las cuatro ruedas deben permanecer siempre en el suelo y las maniobras tienen que ser precisas. "Un impulso de la dirección como en una moto no es suficiente, y tampoco se pueden tomar las curvas en posición inclinada", precisa Lang. 

El cambio de la moto al coche no es tan fácil. Además, los quads baratos no suelen tener un diferencial en el eje trasero que haga que las ruedas giren a diferentes velocidades en las curvas. Esto se traduce en un estilo de conducción con una fuerte tendencia a ir en línea recta al acelerar. 

Además, señala el ADAC, los neumáticos de perfil alto tipo globo contribuyen a una respuesta indirecta de la dirección, por lo que los movimientos de la misma se ejecutan con cierto retraso, pero con vehemencia.

Las curvas, en particular, requieren mucha práctica para tomarlas con seguridad, sobre todo en carreteras mojadas y resbaladizas. "Por ello, aconsejamos participar periódicamente en cursos de seguridad como los que ofrecen los clubes automovilísticos", enfatiza Lang. 

Antes de conducir en la vía pública, el ADAC recomienda practicar al menos un día en terreno cerrado para familiarizarse con el particular estilo de conducción y la tecnología del cuatriciclo.

André Lang desaconseja conducir de forma espontánea un quad, por ejemplo, estando de vacaciones: "Suele faltar la ropa de protección necesaria, a no ser que se la lleve consigo o se la pueda alquilar en el lugar". En el caso de los pilotos que tengan ya experiencia con cuatrimotos, el problema es que no conocen necesariamente el modelo que se puede alquilar en el sitio donde se encuentran.

Según ifz, muchos fabricantes de marcas han reaccionado a las características físicas de la conducción de una cuatrimoto y ofrecen actualmente vehículos con asistentes de seguridad, como el ABS, una vía más ancha, diferencial y centro de gravedad más bajo. "Estos modelos se adaptan muy bien a las exigencias de seguridad del tráfico rodado", afirma Lang.

Los quads con más de 50 centímetros cúbicos y una velocidad máxima de más de 45 km/h deben estar registrados y llevar una matrícula. 

Para los modelos menos potentes basta con una placa de seguro para ciclomotores. Esta característica, sumada a unos costes de mantenimiento relativamente bajos, puede hacer que los quads sean especialmente interesantes para los jóvenes que viven en el campo, por ejemplo, para desplazarse a las escuelas o centros de formación.

Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta los costes de un curso de seguridad vial, el seguro y, sobre todo, un buen equipo de protección. 

Si bien solo el casco es obligatorio, André Lang aconseja un equipamiento de seguridad completo con gafas, chaquetas, botas y guantes diseñados específicamente para este tipo de vehículos. 

dpa