Un policía muere en Irak en ataque yihadista a pozos de petróleo (seguridad)

Un grupo de yihadistas mató a un policía este miércoles y luego incendió a dos pozos en un campo petrolífero de la provincia iraquí de Kirkuk, dijo un funcionario de seguridad a la AFP.

"Los atacantes del grupo Estado Islámico (EI) también hirieron a otros dos policías", dijo el funcionario. "A continuación, volaron los pozos 177 y 183 del campo de Bay Hasan", añadió el ministerio de Petróleo.

El primer incendio fue "controlado en un tiempo récord", según el comunicado del ministerio, pero "los bomberos siguen trabajando en el segundo", añadió varias horas después del ataque.

Como todas las reservas de petróleo de la provincia de Kirkuk, que producen unos 250.000 barriles diarios, el campo de Bay Hasan, que pasó a control kurdo en 2014 en medio del caos de la invasión del EI, es objeto de disputa entre los kurdos y el gobierno federal de Bagdad.

Irak, el segundo productor de petróleo de la OPEP, obtiene casi todos sus ingresos del oro negro. En abril, según el ministerio, exportó 88,39 millones de barriles por valor de 5.500 millones de dólares.

El EI, que perdió el territorio que controlaba en Irak a finales de 2017, aún conserva presencia en el país.

Sus células clandestinas operan generalmente de noche, en zonas remotas y con armas ligeras, atacando casi sistemáticamente a las fuerzas de seguridad.

str-sbh/hj/pc/zm