RDCongo.- El presidente nombra a dos militares como gobernadores en el este del país tras decretar el estado de sitio


MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de República Democrática del Congo (RDC), Félix Tshisekedi, ha puesto a dos tenientes general del Ejército al frente de las provincias de Ituri y Kivu Norte, en el este del país, tras decretar el estado de sitio en ambas a causa del aumento de los ataques por parte de grupos armados.

Tshisekedi ha indicado que Luboya Nkashama Johnny ha sido nombrado como gobernador militar de Kivu Norte, mientras que Ndima Konguba ha sido designado como gobernador militar de Ituri. Alonga Boni Benjamin y Ekuka Lipopo serán los vicegobernadores de ambas provincias, respectivamente, según la emisora congoleña Radio Okapi.

Tras ello, el portavoz del Ejército congoleño, Léon-Richard Kasonga, ha destacado que las Fuerzas Armadas están al servicio de la población y ha incidido en que tienen la capacidad de hacer frente a las "fuerzas negativas" que operan en esta zona del país.

"Tenemos la obligación de respetar los Derechos Humanos, el Derecho Humanitario y las normas de actuación", ha resaltado, antes de manifestar que la "neutralización" de los milicianos que operan en esta provincias derivará "en la paz y la tranquilidad".

Las asambleas y los gobiernos provinciales han quedado suspendidos durante los 30 días en los que estará en vigor el estado de sitio. El propio Tshisekedi hizo el lunes un llamamiento a la unidad para lograr restaurar la paz y la seguridad en RDC.

El anuncio del estado de sitio en Ituri y Kivu Norte llegó días después de que el propio Tshisekedi desvelara que Kenia desplegará tropas en el este del país para combatir el "terrorismo".

Varios grupos armados, entre ellos las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), controlan partes del este de RDC, pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

Durante la jornada del martes, presuntos miembros de las ADF incendiaron cerca de una decena de viviendas y dos centros de salud en la comuna de Mangina, situada a unos 30 kilómetros de la ciudad de Beni, en Kivu Norte, suceso que se saldó sin víctimas.

El burgomastres de Mangina, Kasereka Euphrem Kandondo, ha resaltado que los milicianos "atacaron una posición del Ejército", lo que desencadenó un enfrentamiento que "impidió que avanzaran". "En su huida, causaron daños materiales, principalmente el incendio de una decena de viviendas y dos estructuras sanitarias", ha relatado.

Asimismo, ha confirmado que hay "una desbandada popular" y que "los habitantes vacían la comuna y se dirigen, en su mayor parte, hacia la ciudad de Beni, por temor a represalias por parte de los asaltantes", tal y como ha recogido el portal congoleño de noticias 7sur7.

Organizaciones internacionales han lamentado el repunte de la violencia en esta región que ha provocado el desplazamiento de personas. Se estima que más de 1,6 millones de personas están desplazadas en Ituri --de una población total de 5,7 millones de personas-- y que 2,8 millones de niños y sus familias necesitan algún tipo de ayuda de emergencia, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).