El G20 se compromete a reactivar el turismo tras la pandemia

Los ministros de Turismo del Grupo de los 20 se comprometieron este martes a reactivar el turismo mundial tras la pandemia de coronvirus.

El primer ministro Mario Draghi prometió por su parte "reglas claras y simples" para que los turistas regresen a Italia y viajen con seguridad por lo que introdujo un pasaporte verde nacional para los vacunados contra el coronavirus.

"El mundo quiere venir a Italia e Italia está lista para recibir al mundo", dijo Draghi en el curso de una conferencia de prensa en Roma al término de la cumbre de ministros de Turismo del G20.

"No tengo ninguna duda de que el turismo volverá a empezar y será aún más fuerte", aseguró, precisando que debe ser "más sostenible e inclusivo".

"Nuestras montañas, nuestras playas, las ciudades y campamentos están reabriendo y este proceso se acelerará en las próximas semanas y en los próximos meses", dijo.

Paralelamente a la introducción del pasaporte sanitario europeo, anunciado por la Unión Europea para mediados de junio, "el gobierno italiano ha lanzado un pasaporte nacional verde que entrará en vigor a partir de la segunda quincena de mayo", anunció.

Se trata de una medida interna que sirve a que se reanuden los viajes entre las regiones, para intentar así impulsar la economía y compensar el 2020, un año catastrófico.

La caída del número de turistas en Italia fue vertiginosa en 2020: solo 25,5 millones de visitantes extranjeros frente a 65 millones en 2019, una caída de más del 60%.

Los ingresos vinculados al turismo internacional se desplomaron con las mismas proporciones, se redujeron a 17.450 millones de euros (21.000 millones de dólares) con una pérdida de 26.850 millones de euros, según cifras recopiladas por el Banco de Italia.

Antes de la epidemia, el turismo representaba el 14% del PIB de Italia y su caída contribuyó a la peor recesión registrada desde la Segunda Guerra Mundial (-8,9%).

Casi 100.000 empresas del sector turístico en Italia corren el riesgo de declarar la quiebra, según el instituto de investigación Demoskopika, con una pérdida potencial de 440.000 puestos de trabajo.

- Un futuro incierto -

Los ministros de Turismo del G20 debatieron durante cerca de tres horas sobre las recetas para impulsar el sector con seguridad y sin que se afecte la curva de contagios.

Al término de la reunión telemática coordinada por Italia, presidente de turno, los ministros adoptaron un documento en el que se comprometen a garantizar viajes seguros así como la transición digital, e inversiones en infraestructuras sostenibles desde el punto de vista ambiental.

"El turismo sigue siendo uno de los sectores más afectados por la pandemia de covid-19", con una caída del 73% de las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo en 2020, recalcaron durante la reunión.

Se trata de "repercusiones sin precedentes", que han afectado especialmente a las pequeñas y medianas empresas, reza el comunicado.

Con casi 62 millones de puestos de trabajo perdidos en el sector de los viajes en todo el mundo, "las perspectivas siguen siendo muy inciertas", reconocieron los ministros.

bur-kv/mb