Afectados por mecheros en Amazonía de Ecuador ven incongruente reciente fallo

Imagen del 9 de diciembre de 2020 del líder indígena Juan Enomenga de la Comunidad Miwaguno posa frente a un mechero cerca de su comunidad, en Francisco de Orellana, en la Amazonía (Ecuador).EFE/ José Jácome /Archivo
Imagen del 9 de diciembre de 2020 del líder indígena Juan Enomenga de la Comunidad Miwaguno posa frente a un mechero cerca de su comunidad, en Francisco de Orellana, en la Amazonía (Ecuador).EFE/ José Jácome /Archivo

Quito, 4 may (EFE).- Afectados por mecheros petroleros en la Amazonía de Ecuador, a los que la Justicia dio la razón en enero pasado, consideraron este martes incongruente una sentencia judicial que se esperaba recogiera reparaciones integrales para las víctimas.
La Corte Provincial de la Provincia de Sucumbíos, en la región amazónica ecuatoriana fronteriza con Colombia, dio a conocer el lunes una nueva sentencia que familiares y víctimas han acogido con desconcierto.
En una comparecencia virtual Carmen Samaniego, enferma de cáncer y madre de una de las nueve niñas accionantes que el 26 de enero lograron que la justicia aceptase un demanda que buscaba eliminar los 400 mecheros asociados a la explotación de crudo en la región, expresó su malestar con la última decisión.
REPARACIONES QUE NO LLEGAN
"Lamentablemente nos van a dejar que nos sigan contaminando y enfermando. Es muy triste, esperábamos una reparación integral", declaró sobre un fallo que contenía siete puntos que fueron expuestos, según censuró, de manera confusa.
Samaniego dijo que los jueces incurrieron en "incoherencia" al dictar que hasta el año 2030 continuarán operando los mecheros, y exigió a las autoridades judiciales y políticas una revisión, al tiempo que pidió "empatía con la situación en la Amazonía".
Por su parte, Pablo Fajardo, abogado que lleva el caso de los mecheros en la Amazonía en nombre de la UDAPT, la Unión de Afectados por las Operaciones Petroleras de Texaco y Chevron, así como daños ocasionados por petroleras en las provincias ecuatorianas de Sucumbíos y Orellana, calificó la sentencia de "lamentable".
El letrado aseguró que contiene "una incongruencia enorme", entre lo dictado en enero pasado, cuando los jueces reconocieron que el Estado ecuatoriano vulneró el derecho a la salud, a un ambiente equilibrado y sano, y a la naturaleza, frente a lo resuelto tres meses después.
"Lo lógico era disponer medidas adecuadas de reparación integral para que los derechos sean restituidos", precisó sobre las acciones estipuladas por la justicia entre las que figuran la eliminación de los mecheros cercanos a las poblaciones, que no tiene en cuenta los más de 440 existentes cerca de familias aisladas.
"¿Qué pasa con la naturaleza?, no pasa nada para restituir o reparar esos derechos", condenó al señalar que la sentencia también exhorta a los Gobiernos seccionales y carteras de Estado competentes como Salud, Ambiente e Hidrocarburos, a coordinarse para llevar a cabo un plan de reparación.
MECHEROS Y CONTAMINACIÓN
El padre de una de las niñas demandantes y coordinador ejecutivo de la UDAPT, Donald Moncayo, pidió en ese sentido a las autoridades locales y diputados de la próxima Asamblea Nacional (Parlamento) que toma posesión este mes, que "tomen cartas en el asunto" para reparar a los afectados y detener "la contaminación de nuestro ambiente y naturaleza. Que reconozcan que hay un daño y toca reparar".
En la actualidad más de 447 mecheros queman gas las 24 horas del día y emiten al ambiente gases y residuos tóxicos que se depositan en el suelo y las vertientes de agua de la selva.
En su fallo de enero de la Corte de Sucumbíos declaró que "el Estado ecuatoriano ha desconocido el derecho que les asiste a las accionantes a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado".
Ecuador produce alrededor de 530.000 barriles diarios de crudo y la exportación petrolera es una de las principales fuentes de financiación de su presupuesto.